13 de junio de 2017 21:51

Un detenido por un supuesto tráfico de influencias en la empresa Etapa de Cuenca

Los abogados Henry Coellar y Jorge Morales se pronunciaron sobre la defensa de los funcionarios de Etapa. Foto: Cortesía

Los abogados Henry Coellar y Jorge Morales se pronunciaron sobre la defensa de los funcionarios de Etapa. Foto: Cortesía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 5
Redacción Cuenca
(I)

El gerente general de la Empresa Municipal de Telecomunicaciones, Agua Potable y Alcantarillado de Cuenca (Etapa) fue detenido la noche del lunes 12 de junio del 2017, en el Aeropuerto de Guayaquil.

Sobre él se dictó una orden de prisión preventiva y prohibición de salida del país, la noche del 12 de junio, por parte del juez de Garantías Penales de Cuenca, José Peralta, tras la audiencia de formulación de cargos.

El Magistrado también dispuso que el gerente de Agua Potable y subgerente de Infraestructura de Etapa se presenten periódicamente ante la Fiscalía. Además, se les prohibió salir del país y enajenar bienes. Esas mismas medidas se ordenaron para otras dos personas.

Ellos son investigados por el presunto delito de tráfico de influencias en esta empresa municipal, que tiene 49 años de funcionamiento. La Fiscalía inició la investigación de este caso en marzo de 2017 tras recibir una denuncia presentada por el Servicio Nacional de Contratación Pública.

De acuerdo con las investigaciones, en Etapa se habría realizado un proceso de licitación denominado Lico-Etapa-05-2016 para la ampliación de la planta de agua potable de Tixán. El 17 de enero de 2017 se adjudicó a un consorcio el contrato por un monto de USD 9 642 459.

Al efectuarse la licitación, según la información de la Fiscalía, se habría violentado lo dispuesto por la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Contratación Pública, que en sus artículos 62 y 63, se refiere a la prohibición de suscribir contratos con parientes de hasta el cuarto grado de consanguinidad.

Según la Fiscalía General del Estado, esta entidad inició un proceso penal en contra de cinco personas por presunto tráfico de influencias en esta empresa. Es un delito sancionado en el artículo 285 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), con privación de libertad de tres a cinco años.

Anteriormente, la Fiscalía realizó allanamientos a las oficinas de la empresa Etapa en Cuenca y en las instalaciones del consorcio adjudicatario de la obra. En estas diligencias se incautaron computadores y celulares.

Como defensa, el gerente general de Etapa, por medio de un comunicado, rechazó la denuncia del Servicio Nacional de Contratación Pública. “Mi trayectoria ha sido intachable, mi labor absolutamente honesta (…) a mis 63 años es la primera vez que se me involucra en un proceso judicial”.

Por su parte, el alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, aseguró en un comunicado que “soy respetuoso de las funciones del Estado y continuaré disponiendo todas la acciones y cooperación institucional para que se lleve adelante esta investigación y se procure la verdad”.

Cabrera, quien está retornando de un viaje a Inglaterra, agregó que el caso está en investigación y no se ha declarado ningún perjuicio económico para la ciudad de Cuenca "ni culpabilidad alguna como maliciosamente se ha querido confundir a la ciudadanía. Que se investigue todo lo que tenga que investigarse".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)