12 de noviembre de 2015 19:59

Detienen a tres militares y cinco civiles por supuesto tráfico de influencias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 2
Contento 22
Redacción Seguridad

Durante rueda de prensa conjunta, los ministros de Defensa Nacional, Fernando Cordero y del Interior, José Serrano, dieron a conocer la detención de ocho personas que aparentemente estarían implicadas en tráfico de influencias y posible delito de enriquecimiento ilícito.

Según informó Serrano, los sospechosos conformaron una red, que estaría integrada por tres miembros de las Fuerzas Armadas en servicio activo, dos médicos especializados en sicología y odontología respectivamente, además de otros tres ciudadanos ecuatorianos. Estos últimos presuntamente se encargaban de reclutar a jóvenes que aspiraban a ingresar a la Escuela de Formación de Técnicos de Aviación de la FAE.

La madrugada de este jueves, 12 de noviembre del 2015, en lo que se denominó Operativo Troje, 20 agentes de la Dirección Nacional de Inteligencia (DGI), en compañía de uniformados de Criminalística y de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen), así como diez gendarmes de la Policía Preventiva, irrumpieron en un inmueble ubicado en El Beaterio, al sur de Quito, donde fueron aprehendidos cuatro sospechosos.

Los detenidos son miembros de una misma familia y responden a los nombres de César Oswaldo G.C e Irma Clemencia G.H., (padres), César Alejandro G.G. (hijo mayor y militar en servicio activo) y Diego David G., (hijo menor). Además de los sospechosos, los agentes de seguridad habrían hallado en el lugar a cinco adolescentes, quienes aparentemente habrían estado pernoctando en el inmueble como alumnos de la supuesta escuela.

Durante el proceso de levantamiento y fijación de evidencias, se hallaron escrituras, predios, contratos de compra-venta de vehículos, junto con bancos de preguntas académicas y sicológicas, y diverso material que sería utilizado dentro del proceso de admisión. Asimismo se encontró depósitos bancarios y documentos con nombres de distintos funcionarios de la FAE.

Según la información obtenida, la estructura cobraba hasta USD  7 500a cada aspirante. Este monto se repartía entre los supuestos rubros: USD 200 para armar la carpeta de postulación, USD 250 para asegurar su aprobación y el dinero restante se dividía en USD 1 500para cada proceso (académico, sicológico, médico, físico y el de la entrevista personal). Por otro lado, los jóvenes debían cancelar USD 90 mensuales para alimentación y estadía en la supuesta escuela.

La operación continuó en las instalaciones del dispensario médico de la base aérea en Quito, donde se capturó al teniente coronel de la FAE Marco P.C., quien fungía como médico general, junto a Holger Raúl C.S. y a Jenny Edith C.P., sicólogo y odontóloga del dispensario médico de la base aérea, respectivamente. En las oficinas del edificio de la FAE, ubicado en la avenida Colón y Reina Victoria, fue capturado el cabo primero de la FAE Francisco R.V., encargado del sistema de reclutamiento.

Los cuatro primeros detenidos se encuentran ya en la Fiscalía, en tanto que los cuatro restantes continúan en sus sitios de trabajo mientras se levantan las evidencias respectivas. Posteriormente serán también llevados a la Fiscalía para la audiencia de formulación de cargos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (17)
No (1)