25 de junio del 2016 00:00

Un deslave atrapó a 3 carros y dejó un muerto en Napo

Varios deslaves y desprendimientos de montaña alteran el tránsito de la vía Riobamba - Macas, al sur del país. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Varios deslaves y desprendimientos de montaña alteran el tránsito de la vía Riobamba - Macas, al sur del país. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 4
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Redacción Quito
Unidad de Noticias
Sierra Centro y Cuenca (I)

Un deslave se produjo anoche, 24 de junio, en la vía Loreto-Coca, a la altura del kilómetro 16, en el sitio conocido como la Cascada del Hollín, con el saldo de un muerto, 8 desaparecidos y posibles desparecidos.

Policías y personal del Ministerio de Salud Pública con una ambulancia acudieron al sitio a las 18:40 para colaborar, según informó el ECU 911.

Ocho personas fueron rescatadas tras el deslizamiento de tierra, según el informe oficial.

De ellas, cuatro fueron trasladadas al hospital del IESS de la ciudad de Tena, capital de Napo, y el resto al centro asistencial José María Velasco Ibarra.

“Hay una persona fallecida en el lugar”, informó el Sistema Integrado de Emergencia ECU 911.

La entidad indicó que existen personas heridas pero no precisó la cantidad. Un paciente crítico fue trasladado a un centro asistencial.

También se reportó que tras el incidente resultaron afectadas una furgoneta, un vehículo liviano y una camioneta.

Versiones de testigos extraoficiales, sin embargo, señalaron que dos personas oriundas de Tena habrían perecido y que existirían al menos 15 desaparecidos.

Personal del Ministerio de Transporte y Obras Públicas suspendieron el auxilio por el mal clima, hoy continuarán las labores. La vía permanece cerrada mientras se realizan las labores de maquinaria pesada.

Tres vías siguen cerradas

Entretanto, una ligera disminución de lluvias en la Sierra y la Amazonía desde la noche del jueves facilitó la aceleración de trabajos de limpieza en las vías afectadas por deslizamientos, y que unen a ambas regiones.

Eso sucedió en el sur del país, donde continúan las labores de limpieza de los escombros por los derrumbes registrados en las tres vías que conectan a las provincias de Azuay y Morona Santiago.

Ayer, en la Paute-Guarumales-Méndez se reportaron tres derrumbes; en la Gualaceo-Limón, cinco; y en la Sígsig-Chigüinda-Gualaquiza, otros dos. Ante el peligro de una posible caída de material se permite el paso vehicular solo durante el día. En la noche el tránsito queda suspendido.

Esa y otras dos medidas las dispuso el Comité de Operaciones de Emergencias de Morona Santiago. Ayer, maquinaria de instituciones públicas seguía removiendo el material que cayó sobre la calzada en el sector de Tinajillas, de la vía Gualaceo-Limón, el punto más crítico donde se registró un accidente que dejó una persona fallecida.

En la vía Loja-Zamora también hay maquinaria trabajando en la limpieza de escombros, en el sector de El Tambo.

Más al norte, entre los kilómetros 49 y 64 de la vía Riobamba - Macas, en el sector de las lagunas de Atillo y La Quinsal, hay cuatro derrumbes que impiden el paso. Los prestadores de servicios turísticos y comerciantes se sienten afectados por el cierre.

Las vías alternas habilitadas son la Riobamba – Cuenca – Macas, que implica un recorrido de siete horas y la Riobamba – Puyo , de seis horas. “Los gastos operativos del traslado de la mercadería se incrementan, pero tampoco podemos subir el costo. Es pérdida para nosotros”, se lamenta Hugo Suárez, transportista de frutas.

Mientras tanto, los derrumbes continúan en la Papallacta-Baeza. Santiago Zárate, director distrital de Napo del MTOP, confirmó que la vía fue parcialmente abierta. Hay restricciones de horarios, según las condiciones climáticas y los derrumbes que se presenten.

Cuando deja de llover y la vía está despejada la circulación será controlada. Por seguridad de los usuarios, la vía se cerrará de 18:00 a 06:00.

Personal del MTOP permanecerá en tres puntos conflictivos de la vía. Esto es en El Chalpi (km 10), Molana (km 55 ) y San Víctor (km 72).

La mañana de ayer se registró un nuevo desbordamiento en una quebrada, pero fue controlado. Zárate añadió que ese tipo de incidentes son frecuentes en la época invernal.

La vía Baños-Puyo sí está abierta al tránsito vehicular. Ayer no se registraron deslizamientos en esta carretera.

En contexto


La vía Macas - Riobamba y la Guarumales - Méndez y Loja - Zamora siguen cerradas. En otras conexiones entre la región andina y amazónica la circulación es restringida. Los trabajos de limpieza avanzan en las zonas donde se han presentado deslizamientos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (6)
No (4)