11 de julio de 2015 17:09

Un desfile congregó a devotos del Señor del Árbol, desde distintos puntos del norte de Quito

Desfile de los devotos del  Señor del Árbol en Quito. Foto: EL COMERCIO

Desfile de los devotos del Señor del Árbol en Quito. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Redacción Quito (I)

La celebración se realizó la tarde de este sábado 11 de julio con comparsas y bandas.

El color, la música y el baile se extendieron por las calles de Pomasqui, en el norte de Quito. Al ritmo de las bandas, capariches y payasos alegraron a la comunidad, como parte de las fiestas julianas.

La edad no importó a la hora de festejar y bailar, en honor al Señor del Árbol, la imagen protectora del sector. Este sábado 11 de julio fueron las vísperas.

Imponente, rodeada de flores y a bordo de una camioneta, una réplica de la escultura religiosa original encabezó las comparsas, desde la calle La Independencia. El evento empezó a las 15:00.

102 priostes pusieron la música, la chicha y "lo que cada uno tuvo la voluntad". Juan Carlos Pillajo fue uno de ellos. Llegó desde Calderón, acompañado de 60 personas, entre familiares, vecinos y amigos.

La devoción sobrepasó Pomasqui y en las previas se sumaron moradores de Ponciano, Chillogallo y hasta vecinos del Comité del Pueblo.

Josefina Gordón también estuvo como anfitriona. Ella colaboró con comida para uno de los eventos de las fiestas, que se dio desde las 04:00. Es oriunda de San José de Minas, en el noroccidente del Distrito Metropolitano, y desde hace 30 años vive en el barrio Carcelén Bajo de Pomasqui.

Juan Cóndor, de Ponciano, se sumó al desfile, el que contó con cerca de una decena de bandas musicales. Con su traje blanco con rojo, con la cara cubierta por una careta, lideraba al grupo de Payasos y Capariches de Ponciano. En la agrupación, el menor de los integrantes tiene cuatro años y el mayor, 45.

Bailan por devoción, comentó Cóndor, quien es el líder de la delegación del barrio del norte. Danza desde hace seis años.
La fiesta se vivió también de los balcones y aceras de la calle La Independencia hasta el parque central de Pomasqui. Algunos vecinos incluso sacaron sillas al filo de la vereda para mirar, cómodamente sentados, el desfile.

Y las tradiciones no faltaron, como la repartición de chicha durante todo el desfile.

La fiesta continuó en el parque central de Pomasqui. Donde está la iglesia que alberga al Señor del Árbol. Allí, este domingo 12 de julio, se llevará a cabo una misa.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (1)