19 de septiembre de 2014 21:43

El desentierro de la vasija con chicha de jora se realizó hoy

Alberto Guitarra es el encargado de desenterrar la olla del Tarpuy Raimy llena de chicha de Jora. Foto: José Mafla / El Comercio

Alberto Guitarra es el encargado de desenterrar la olla del Tarpuy Raimy llena de chicha de Jora. Foto: José Mafla / El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Redacción Sierra Norte

Hoy, 19 de septiembre del 2014, a las 20:30, se desenterró un vasija de cerámica con chicha de jora, que se colocó bajo tierra en septiembre del año anterior. Se trata de una ceremonia que se realiza anualmente en la comunidad indígena de La Calera, cantón Cotacachi, provincia de Imbabura, en el norte de Ecuador, como parte del Tarpuy Raymi o Fiesta de la Siembra.

La bebida tradicional, que se elabora con la harina de los granos germinados del maíz, está considerada un premio a la siembra y la cosecha del cereal andino.

Según Magdalena Fueres, miembros del Comité de Mujeres de la Unión de Organizaciones Campesinas de Cotacachi (Unorcac), el Tarpuy Raymi es una festividad que se recuperó en La Calera en 1999. “En las comunidades indígenas se estaba perdiendo elementos propios de la cultura kichwa, como el trabajo solidario para la siembra y la cosecha. También la costumbre de agradecer a la Pachamama por la provisión de alimentos, como lo hacían nuestros mayores”.

Alberto Guitarra es el encargado de desenterrar la olla del Tarpuy Raimy llena de chicha de Jora. Foto: José Mafla / El Comercio

Alberto Guitarra es el encargado de desenterrar la olla del Tarpuy Raimy llena de chicha de Jora. Foto: José Mafla / El Comercio

Es por ello que se decidió retomar actividades, como la siembra en minga, que se realizó la mañana de hoy.


Pero este es solo un componente de la programación, que incluye actividades sociales, culturales y deportivas. Dentro de este marco, mañana se desarrollará la final del torneo local de fútbol, que congregó a 37 equipos de comunidades vecinas. El ganador se llevará dos toros y USD 800, explicó Fernando Villagómez, síndico de la comunidad.

Pero quizá los más importante son los programas en torno a la siembra. La semana anterior, por ejemplo, se realizó un concurso para ver determinar cuál es la persona arar más rápido un terreno utilizando dos bueyes. También hubo una feria de semillas andinas y comidas tradicionales.

La festividad continúan hasta el 21 de septiembre. Ese día se enterrará nuevamente una vasija con chicha de jora, que permanecerá bajo tierra hasta septiembre del 2015.

Ayer la brebaje fermentado desde hace un año fue rescatado durante un ritual, que incluyó la actuación de una banda de música y la presencia de autoridades, ñustas (reinas) e invitados. La chicha de jora madura fue repartido entre los priostes. Paralelamente se llevó a cabo una misa en honor al Sagrado Corazón de Jesús, patrono de la comunidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)