31 de July de 2009 00:00

Desempleo en España fue de 18,1%, la cifra más alta en última década

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Bruselas, DPA

La tasa de desempleo en la eurozona alcanzó en junio pasado su cota más elevada de la última década al situarse en un 9,4 por ciento, al tiempo que España registró la peor cifra, con un 18,1 por ciento de desempleados, según informó hoy en Bruselas la oficina estadística de la UE, Eurostat.

España registró la cifra más negativa, con un 18,1 por ciento de personas en desempleo, según Eurostat, seguida de Letonia, con un 17,2 por ciento y Estonia, con un 17 por ciento.

España marca otro preocupante "récord", al registrar también en junio pasado la más alta tasa de desempleo juvenil (personas de menos de 25 años sin trabajo), con un 36,5 por ciento, mientras que Holanda registra la tasa más baja en este segumento, con un 6,3 por ciento.

No obstante, y teniendo en cuenta que se trata de un dato provisional, la Comisión Europea lanzó un mensaje de "moderado optimismo" sobre la mejora de la coyuntura en materia de empleo.

"En marzo pasado se alcanzó la peor cifra de desempleo en la Unión Europea (UE), pero desde entonces las cifras se van reduciendo.

Confiamos en que la situación siga mejorando", aseguró la portavoz de Economía del Ejecutivo de Bruselas, Amelia Torres. "Hay siempre un desfase entre la situación de la coyuntura economómica y su reflejo en el mercado de trabajo.

Se registran ya los primeros signos de estabilización y se prevé que la mejora se vaya consolidando", agregó la portavoz del comisario de Economía y Asuntos Monetarios de la UE, Joaquín Almunia.

El incremento del desempleo en la zona euro respecto al período precedente de 2008 fue de 1,9 puntos porcentuales, informó Eurostat.

Se trata del mayor incremento de la tasa de desempleo en la Eurozona desde 1999. Las tasas más bajas de desempleo (jóvenes y adultos medidos en conjunto) fueron registradas en Holanda, con un modesto 3,3 por ciento, y Austria, con un 4,4 por ciento. Comparadas estas cifras con las de 2008, todos los países -de la UE en su conjunto, con la eurozona incluida- sufrieron un incremento de sus tasas de desempleo.

Los aumentos más modestos correspondieron a Alemania, que sólo vio aumentar el desempleo del 7,3 por ciento al 7,7 por ciento, Rumania, donde pasó del 5,7 al 6,2, y Holanda, donde pasó del 2,7 por ciento al 3,3 por ciento.

Los mayores incrementos correspondieron a Estonia, donde la tasa de desempleo pasó del 4,6 por ciento al 17 por ciento, Letonia, donde la cifra pasó del 6,4 por ciento al 17,2 por ciento, y Lituania, país en el que ese guarismo saltó del 5,1 por ciento al 15,8 por ciento.

Para el conjunto de la UE -medida en los 27 socios comunitarios- la cifra de desempleo registrada en junio fue del 8,9 por ciento, el guarismo más elevado para la UE desde 2005, según Eurostat.

En junio pasado había en toda la UE cerca de 21,5 millones de personas buscando un empleo, 5 millones más que en junio de 2008.

En la eurozona había en junio pasado cerca de 15 millones de ciudadanos en busca de un puesto de trabajo, equivalente a 3 millones más respecto a 2008. Otro de los elementos de preocupación sigue siendo la inflación, que siguió bajando en la eurozona, según una estimación provisional de Eurostat.

La inflación en la zona euro se situó en julio en una tasa interanual de un -0,6 por ciento, medio punto menos que en el mes anterior (-0,1 por ciento).

La cifra supera las previsión de los analistas, que contaban con una tasa negativa de un 0,4 por ciento, y se aleja aun más del objetivo de un 2,0 por ciento de inflación interanual fijado por el Banco Central Europeo (BCE).

La caída de precios es una consecuencia de la crisis económica, la explosión de burbujas especulativas e inmobiliarias, la caída en la demanda y el abaratamiento del petróleo. Los expertos descartan sin embargo una caída de precios masiva y sostenida, como la que se produjo en la Gran Depresión de los años 30.

Este fenómeno se considera un riesgo adicional para la economía porque fomenta la contracción del gasto en los consumidores, que esperan que los precios sigan bajando para gastar.

Por sexos, entre junio de 2008 y junio de 2009, la tasa de desempleo entre hombres -medida en la zona euro- pasó del 6,8 por ciento al 9,2 por ciento.

Si la evaluación se realiza para la UE de 27 socios, el desempleo masculino pasó del 6,5 por ciento al 9 por ciento. La tasa de desempleo femenino medida en la zona euro pasó del 8,3 por ciento al 9,7 por ciento y del 7,4 por ciento al 8,9 por ciento, si se mide en toda la UE.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)