18 de octubre del 2016 00:00

33 500 más desempleados en Quito, en un año

En La Granados (Quito) hay plomeros, pintores y más. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

En La Granados (Quito) hay plomeros, pintores y más. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 134
Triste 28
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 4
Varias Redacciones (I)
negocios@elcomercio.com

Quito es la ciudad con la mayor tasa de desem­pleo, según la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo, del INEC, publicada ayer. En septiembre de este año alcanzó un 8,7% de desempleo, mientras el 2015 fue de 5,2%.

Le siguen Ambato, Guayaquil, Machala y Cuenca (en ese orden, ver infografía).

En la capital existen varios espacios donde se concentran las personas sin empleo, a la espera de una oportunidad de trabajo. En la avenida Granados, el puente de Guajaló y el parque Central de Tumbaco se observan, principalmente, a trabajadores de la construcción que ofrecen sus servicios de plomeros, electricistas, etc.

Factores como la contracción de la economía, el estancamiento de la producción, la reducción del gasto público y de la inversión han incidido en el incremento del desempleo en la capital, dijo Álvaro Maldonado, secretario de Desarrollo Productivo de Quito.

Para el funcionario, la ciudad sintió un mayor impacto y afectación porque es la sede de la administración gubernamental y también el principal centro económico del país.

Más de 90 000 personas vieron un deterioro en sus trabajos, cerca de 60 000 ya no tienen un empleo de calidad y más de 30 000 están en el desempleo, detalló.

Ahora, lo importante -dice Maldonado- es generar empleo desde la empresa privada, por lo que hay que fortalecer los lazos con inversionistas y generar las garantías para que apuesten por invertir en la ciudad. “Debemos alentar el emprendimiento y la inversión”.

En las pequeñas y medianas empresas (pymes), la situación también es compleja. Los propietarios tuvieron que buscar alternativas para evitar despidos. Según Christian Cisneros, director de la Cámara de la Pequeña y Mediana Empresa de Pichincha (Capeipi), hubo empresas que optaron por adelantar vacaciones de sus trabajadores, laborar por horarios, no contratan más personal ni reponer al saliente.

En el parque Zaracay (Santo Domingo) se oferta mano de obra. Foto: Bolívar Velasco / EL COMERCIO

En el parque Zaracay (Santo Domingo) se oferta mano de obra. Foto: Bolívar Velasco / EL COMERCIO

Algo similar ocurre en Guayaquil. Pequeñas empresas de esa ciudad, como la firma Acerintech, que elabora perfiles y cabinas de acero para la construcción, optaron por prescindir de personal en áreas administrativas, debido a una reducción de sus ventas. Ahora buscan otras medidas para evitar más recortes.

El presidente de la Cámara de la Pequeña Industria del Guayas, Renato Carló, calculó que este año este sector redujo su personal en un 35%.

Cree que en lo que resta del año se optará por contratar personal temporal para suplir la demanda de diciembre.

La colocación de trabajadores también es difícil para los sitios especializados. En Multitrabajos, el 2015 había entre 150 y 300 candidatos cuando se abría una vacante. Ahora se presentan entre 500 y 700, dijo Sergio Vera, director Comercial de Multitrabajos.

Vera, además, sostuvo que el número de personas que dejan sus hojas de vida en el portal aumentó este año. Hasta el 2015, cerca de 10 000 currículos nuevos ingresaron al portal cada mes. Hoy se registran 27 000 mensuales. Estos se suman a los dos millones de currículos que tiene hoy el portal, aunque las ofertas actuales únicamente llegan a 5 000.

La situación es similar en otras ciudades. El parque Joaquín Zaracay, de Santo Domingo de los Tsáchilas, se convierte a diario en una vitrina de oferta de mano de obra informal. Unas 200 personas acuden al lugar con bicicletas y mochilas en las que llevan machetes y otras herramientas. Tienen la esperanza de encontrar trabajo.

La tasa de desempleo nacional se ubicó en 5,2% el mes pasado, mayor al 4,3% de igual mes del 2015, aunque se mantiene casi sin variación frente a junio pasado.

En un comunicado, el ministro de la Política Económica, Patricio Rivera, dijo que la economía ecuatoriana empieza a mostrar signos de recuperación en los principales indicadores laborales, los cuales van de la mano con los resultados de crecimiento económico, depósitos, crédito, entre otras variables.

Indicó que el número de afiliaciones al IESS aumentó en
6 039 hasta el mes de agosto del 2016, respecto de julio del mismo año, constituyéndose en el mayor incremento de afiliaciones desde junio del 2015, esto evidencia el cambio de tendencia que experimenta el mercado laboral.

Pero la Corporación de Estudios para el Desarrollo (Cordes) no comparte este argumento, pues si se compara la cantidad de empleos plenos existentes en junio de este año con los reportados por el INEC en septiembre pasado, lo que se observa es una caída de 60 000 puestos de trabajo.

En contexto

La falta de consumo y los pocos ingresos a las empresas originaron la salida de personas de sus puestos de trabajo. Se suma la falta de gasto público en el sector público. Ahora, el reto es fortalecer el sector privado para ampliar las ofertas de trabajo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (49)
No (5)