13 de agosto de 2016 00:00

Descuido por jugar Pokémon Go genera robos

Mientras juegan, los jóvenes se desconectan de la realidad. Ahí hay robos. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Mientras juegan, los jóvenes se desconectan de la realidad. Ahí hay robos. Foto: Mario Faustos / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 14
Stives Reyes

Al grito de “ahí está un Pokémon, captúralo”, dos jóvenes corrían por el Parque Lineal del Malecón del Salado, en Guayaquil. No quitaron la mirada de sus celulares. Cerca de ellos, otros chicos trataban de atrapar estas criaturas virtuales sin percatarse de la realidad.

Desde la semana pasada, cuando la aplicación Pokémon Go estuvo disponible en Ecuador, han aumentado las visitas a este sitio, en donde están disponibles estas figuras. Son grupos enteros de jóvenes que recorren los más de 400 metros del sitio con sus celulares en la mano y la cabeza baja.
 Pero este juego ya se ha cobrado víctimas. En menos de tres días se han registrado robos en el Parque Lineal.


El último caso ocurrió la mañana del jueves, a la altura del puente 5 de Junio. Dos chicas fueron abordadas por un hombre, quien las amedrentó con un cuchillo y les quitó sus teléfonos. Dos días antes, un grupo de más de 10 jóvenes fueron despojados de sus celulares por dos hombres. 


El hecho ocurrió por el mismo sector, frente a la Universidad Católica de Guayaquil. Un guardia de seguridad contó que los sospechosos esperaron a que los chicos estuvieran juntos para desvalijarlos.
Los amenazaron con dos pistolas, los obligaron a que hicieran un círculo, se arrodillaran y les entregaran sus teléfonos.


Se llevaron 13 móviles. El guardia no pudo hacer nada, pues los dos hombres estaban armados y huyeron en un auto que esperaba sobre la avenida.
 Los guardias aconsejan que guarden sus teléfonos, pero prefieren seguir jugando. Desde el miércoles pasado, el parque tiene presencia policial. 
El sistema de seguridad ECU 911 difundió recomendaciones para los jugadores para prevenir robos o accidentes vehiculares.

El fiscal William Aguilar advirtió que más casos de asaltos pueden ocurrir por no tomar precauciones en el momento de jugar. Hasta el jueves, en Flagrancia del Puerto Principal, se presentaron oficialmente cuatro denuncias por este motivo. Tres relacionadas con el robo a los 10 chicos y la otra a un estadounidense, quien fue gravemente herido a tiros. Otros no denuncian. 
Mitchell Cleve Williams, de nacionalidad estadounidense, permanece en una unidad de terapia intensiva. Su estado es reservado, producto de las dos heridas de bala que le ocasionaron dos adolescentes.

Testimonio de la conviviente de la víctima que fue baleada cuando jugaba Pokémon


Intentaron robarle su tableta y el celular a su esposa. El hecho ocurrió por el sector de la Cruz del Papa, en la ciudadela Samanes.
 La esposa contó que ella daba un paseo con su marido cuando él intentó jugar Pokémon Go desde la tableta. La aplicación no se abrió y la apagó. Entonces, aparecieron dos chicos de unos 15 años, quienes los amedrentaron con un arma de fuego y una de juguete. 


Según la mujer, su esposo intentó desarmar a los delincuentes por lo que uno de ellos le disparó en la pierna izquierda por dos ocasiones. Otro disparo fue dirigido hacia el abdomen y le causó una herida. Inmediatamente fue trasladado hasta una clínica privada.
 Al siguiente día, Mitchell entró a cirugía. Los médicos le retiraron el bazo y recortaron el estómago, porque la bala había comprometido esos órganos. La pareja se había casado el 1 de julio y tenía previsto viajar a los EE.UU. el próximo mes.

Estos hechos han motivado a que se refuercen los controles en la ciudad. José Ortiz, jefe de la PJ, indicó que se realizan mayores patrullajes en los sitios en donde los jóvenes se acercan más para jugar.
En Quito, también se han registrado casos. A un chico le intentaron arranchar el celular. “Tuve que correr porque un hombre me amenazó para que le diera el teléfono”. Sin embargo, en la Fiscalía y en la Policía todavía no hay denuncias que se hayan presentado oficialmente por el robo de móviles.

Otros jóvenes, en cambio, han contado que estaban a punto de ser atropellados por capturar una imagen virtual en medio de avenidas. “Iba caminando cuando vi que había un Pokémon al otro lado de la calle. Ni lo pensé y crucé sin mirar”, cuenta uno de ellos. 
En tanto, otro adolescente causó un accidente de tránsito en El Beaterio, un barrio que está en el sur de la capital. Por eso, los organismos de socorros lanzan alertas de prevención.

n el parque La Carolina, jóvenes juegan Pokemon Go la tarde de este 5 de agosto del 2016. Foto: David Landeta


Tome en cuenta


Evite lugares oscuros y peligrosos para la integridad física y que además sean vulnerables a robos.


Si juega e intenta cruzar la calle, mantenga la atención suficiente para evitar accidentes de tránsito.


No invada propiedad privada por buscar premios del juego virtual. Esta acción es castigada por las leyes.


Tenga precaución con personas extrañas y no acepte ayuda de desconocidos que quieran acceder al celular.


Si está manejando, simplemente no juegue, pues la conducción requiere de una total concentración.


No exceda el tiempo prudente en el juego. Un exceso puede causar trastornos de ansiedad o dependencia.


Evite que los niños pequeños accedan a esta aplicación sin la supervisión de una persona adulta.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)