19 de enero de 2016 09:32

Un mes más se atenderá en la casa de la Sucre y Benalcázar, en donde funcionará parada del Metro

Desalojo casa

El alcalde Mauricio Rodas extendió el plazo a un mes para que desalojen los 11 arrendatarios de la casona patrimonial. Foto: Betty Beltrán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Betty Beltrán

El plazo fue alargado. Los locales de la casa esquinera de las calles Sucre y Benalcázar podrán quedarse durante un mes más. Así lo aseguró hoy, martes 19 de enero, Sandra Vinces, de Almacén Paolita, en donde venden encajes y botones.

Ese negocio es uno de los 11 que, por varias décadas, atendió en esta casona patrimonial y en la cual se levantará una de las paradas del Metro de Quito.

Ayer, aún quedaban cuatro negocios que estaban atendiendo a medio gas, pese a que su tiempo límite para desocupar el predio fue el viernes 15 de enero.

Con todo, Vinces señaló que el propio alcalde Mauricio Rodas les extendió el plazo. De ahí que seguirán atendiendo con cierta tranquilidad en la esquina de la Sucre y Benalcázar, aunque sea parcialmente, pues las bodegas de los locales ya fueron desmanteladas.

Sobre este tema, ayer, el alcalde Rodas señaló que dicho inmueble fue expropiado en el 2013 y en julio (de ese mismo año) se notificó sobre el plazo para salir al propietario del inmueble (Fundación Oscus) y a los 11 inquilinos que estaban dentro de ese inmueble.

Cuando la administración de Rodas arrancó, en mayo del 2014, previamente se había realizado un nuevo anuncio. Se les había dado plazo hasta febrero del 2014 para el desalojo de dicho bien.

Aquello no ocurrió, así que en septiembre del 2015 se volvió a notificar sobre la necesidad de que abandonen dicho bien. Se dio plazo hasta el último día del 2015 (31 de diciembre) para que aquello ocurra. Y luego se extendió una nueva prórroga hasta el 15 de enero del 2016, recordó Rodas.

Aclaró también que de ninguna manera se derrocará esta casa patrimonial pues para la construcción del Metro no se tiene previsto derrocar ni un solo bien patrimonial. Por el contrario, se utilizarán todas las técnicas necesarias para la preservación del patrimonio histórico. Todavía no se iniciarán las obras de la estación en San Francisco, pero eso no quiere decir que no sea necesario el desalojo de los comerciantes de la casa de la esquina de las calles Sucre y Benalcázar.

Una vez que abandonen ese inmueble se realizarán análisis, prospecciones y mediciones en su interior, obras fundamentales para el posterior inicio de obras en el sector de la Plaza de San Francisco. Hoy empezarán las obras en Quitumbe, en donde se construirán cocheras o estacionamientos, talleres y una estación del Metro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)