13 de December de 2009 00:00

La derecha política ve en 2010 una alternativa para renovarse

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil

Un grupo de ex dirigentes de partidos de derecha ve a 2010 como una oportunidad para volver al ruedo político nacional,  bajo el paraguas de movimientos políticos.
Tras  haberse alejado de sus respectivas agrupaciones, Luis Fernando Torres, (PSC), Mae Montaño (UNO) y Diego Ordóñez (UDC) intentan agrupar, por separado, a sectores de la población que no coincidan con el modelo del socialismo del siglo XXI, impulsado por el actual Régimen.

Esto ocurre cuando, en la práctica, los movimientos y partidos políticos dejaron de tener vida jurídica y  están en proceso de reinscripción, pero con nuevas reglas por norma constitucional.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) ya socializó el documento con los representantes de los partidos y     prepara   la aprobación del reglamento, dijo Omar Simmon, presidente de ese organismo.

Torres, alejado de las filas socialcristianas desde inicios de 2009, trabaja en la selección de cuadros de lo que él denomina una nueva generación de actores políticos para los próximos ocho y 12 años.

En esa labor incluyó a la dirigencia barrial que antes comulgó con el PSC en las provincias de Tungurahua, Bolívar, Chimborazo, Cotopaxi y Pichincha. “Estamos formando una estructura que está más allá de los partidos y que convoca a todos los que quieren un cambio al socialismo que hoy nos gobierna”.

En la última elección presidencial, el ex alcalde y legislador del PSC no encontró apoyo en ese partido para su candidatura. Y cuando lo intentó hacer bajo el Movimiento Cambio, el  CNE le restó validez a sus firmas.

Según dijo, en los primeros meses de 2010, presentará un decálogo de propuestas con un mensaje basado claro “Un Estado diferente al socialismo mercantilista en donde el mismo ciudadano produzca y genere riqueza y en donde se aplique una reforma tributaria con menos impuestos”.

Por su parte, Mae Montaño, quien dejó el partido UNO,   avanza en una propuesta con miras a registrarse en el CNE el próximo año. Considera que el proceso de inscripción de los partidos es una  nueva  oportunidad de volver a las bases para tener estructura.

Cada lunes, Montaño y otros dirigentes   delinean un proyecto país alternativo al del Gobierno a través de capacitaciones y talleres. Por ahora, lo hace como movimiento Visión Ciudadana. La idea es fortalecerse internamente sin descartar acercamientos con agrupaciones sociales o actores políticos como Luis Fernando Torres o Carlos Vera, con quienes dice tener coincidencias.

“No necesita juntarse la ultraizquierda con la ultraderecha para tener una oposición seria. Se requiere agruparse pero con tendencias, no con la meta de tumbar un Gobierno”.
Diego Ordóñez, ex UDC, plantea conformar un gran partido que agrupe a un frente   de oposición y no ir fraccionados. Por ahora,       no está en ningún movimiento, pero apoya manifestaciones pacíficas en contra del   Régimen.

Pese a que no habrá elecciones en los próximos cuatro años, el trabajo previo con las bases para los actores políticos será importante para su registro ante el CNE. Las nuevas reglas estipulan que los movimientos tendrán que presentar el 1,5% de adhesiones del total  del padrón electoral. Mientras que los partidos deberán presentar el mismo porcentaje, pero de afiliados. Esto entrará en vigencia apenas con la  aprobación del reglamento del CNE.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)