21 de agosto de 2015 00:00

Depreciación de las monedas desequilibrael comercio

En Aguas Verdes, frontera de Perú con Ecuador, los ecuatorianos acuden a la compra de productos de esa nación. Foto: Archivo / EL COMERCIO

En Aguas Verdes, frontera de Perú con Ecuador, los ecuatorianos acuden a la compra de productos de esa nación. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 32
Indiferente 7
Sorprendido 7
Contento 54
Carolina Enríquez

La devaluación del yuan y las depreciaciones del euro, peso colombiano y nuevo sol peruano han generado estragos durante los últimos meses en la economía nacional.

En todos los casos el primer efecto se siente en el comercio exterior, con el encarecimiento de los productos nacionales frente a los importados. Esto, según un informe del Banco Central del Ecuador del mes pasado, lleva a que el país pierda competitividad en los mercados internacionales y a que los artículos importados se vuelvan más atractivos.

La aplicación de salvaguardias desde marzo pasado, según el Gobierno, busca frenar esa pérdida de competitividad de los productos nacionales. Diego Aulestia, ministro de Comercio Exterior, señaló el mes pasado que entre marzo y junio la reducción total de importaciones fue de 13%, es decir, USD 874 millones, frente al mismo período del 2014.

Pese a esas medidas, en el primer semestre del presente año el país registró un déficit de USD 1 216,9 millones, frente al superávit de USD 684 que se obtuvo en el mismo período del año anterior, lo cual se explica básicamente por la caída de los precios del petróleo.

Las divisas salen del país no solo por las importaciones de grandes empresas, sino a través de las compras que los ecuatorianos hacen cruzando las fronteras. En el norte, un peso que ayer cerró en

3 063 por dólar (máximo) es una gran noticia para los negocios de Ipiales, aunque en Tulcán es todo lo contrario.

En la frontera sur sucede algo similar con un nuevo sol que pasó de 2,9 por dólar a inicios de año a 3,26 la tarde de ayer. Las previsión, según la revista peruana Gestión, es que el próximo mes alcance 3,35.

Esta pérdida de valor abarata las exportaciones peruanas, por lo que países que antes compraban a Ecuador prefieren ahora los productos del vecino. “Chile y Brasil, por ejemplo, están comprando banano, que antes era un mercado cautivo del país (esa nación comenzó a producir). Perú mismo está dejando de comprar a Ecuador”, dice Teresa Alcívar, directora de la carrera de Comercio Exterior de la Universidad Católica de Guayaquil.

Del otro lado, la depreciación de nuevo sol frente al dólar incentiva el ingreso de productos como textiles y frutas por la frontera sur de Ecuador, sea de forma legal o ilegal. La Aduana asegura que en la frontera sur se han realizado más aprehensiones de mercadería: el 28% del total a escala nacional.

Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito (CCQ), explica que esto impacta en los negocios ecuatorianos, que no pueden ofrecer los precios de los productos del norte y del sur, con costos menores y sin salvaguardias.

A lo anterior se suman los impactos que genera la devaluación del yuan y la depreciación del euro. La semana pasada Pekín devaluó 3% el yuan, que ahora se ubica en 6,3 por dólar. Las demás monedas asiáticas también se depreciaron para no perder competitividad, lo que fortaleció al dólar.

Y la historia se repite. Las exportaciones se encarecen y los compradores prefieren a competidores no dolarizados. El ingreso mismo al mercado chino, que tiene aranceles elevados, se vuelve complejo, principalmente para materias primas como el petróleo y el camarón, dice Jaime Carrera, secretario técnico del Obsevatorio de la Política Fiscal.

La depreciación del euro también genera un encarecimiento de las ventas locales. En lo que va del año, la divisa europea ha perdido un 10% de valor frente al dólar.

Jaime Carrera asegura que un euro depreciado impacta también en el monto de las remesas desde la Unión Europea (UE). Según el BCE, en el primer trimestre del 2014 se recibieron remesas por USD 262,6 millones desde la UE, mientras en el de este año USD 190,4 millones.

Con monedas depreciadas y un dólar fuerte “en un futuro es posible que las tasas de interés de EE.UU. se revisen al alza y suba el costo del financiamiento externo. El riesgo país ha llegado a 1 150 puntos. Para tener financiamiento, ahora, hay que pagar una tasa del 12%”.
La ministra de la Producción, Nathalie Cely, señaló el miércoles pasado que el yuan, el real y el peso han tenido una devaluación importante y que pese a eso el Régimen respetará el esquema dolarizado.

Comercio  

El yuan, el euro, el sol y el peso colombiano enfrentan una pérdida de valor en este año

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (48)
No (2)