5 de octubre de 2015 14:37

Los deportistas de La Carolina buscan otros espacios para entrenar

Los trabajos en la pista de La Carolina se desarrollan desde el lunes 21 de septiembre del 2015. Foto: Eduardo Terán/ El Comercio

Los trabajos en la pista de La Carolina se desarrollan desde el lunes 21 de septiembre del 2015. Foto: Eduardo Terán/ El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 8
Andrea Gordón

El paso a la pista atlética del parque de La Carolina, al norte de Quito, está restringido. Una cinta amarilla bordea el sector e impide que las personas transiten por ahí. En el lugar se están realizando trabajos de rehabilitación desde el pasado 21 de septiembre de 2015.

Esta ha sido una dificultad para las personas que ocupan a diario la pista. Por ejemplo, Felipe Logroño de 24 años, tuvo que cambiar de lugar para entrenar. Él vive e Quicentro Shopping y todas las tardes después del trabajo acudía al parque para correr durante una hora aproximadamente. Ahora debe utilizar su vehículo para dirigirse al Parque Metropolitano.

“Es complicado ya que en horas de la tarde el tráfico se intensifica y se pierde tiempo el transportarse de un lugar a otro”, dijo Logroño.

La Unidad de Espacio Público de la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas (Epmmop) indicó que estos trabajos durarán 28 días. Durante este tiempo se rehabilitará la pista atlética y la plaza de la Cruz del Papa. Por ello se realizará el reasfaltado y fresado de la pista para nivelar el piso.

Sin embargo, la Unidad del Municipio señaló que en lo que dura la intervención, las personas si podrán usar la pista en los tramos que no están intervenidos.

María del Pilar Sandoval
, moradora del sector, indicó que a pesar de que estén habilitados algunos espacios es imposible practicar algún deporte cerca de la pista ya que el olor a brea es fuerte y está disperso por los alrededores de la Cruz del Papa.

“Esto no es saludable para las personas que salimos con mascotas, ya que los químicos se pegan en las patas de los perros”, dijo Sandoval mientras paseaba a su mascota Lucky, de 1 año. Como parte de los trabajos se concretará la nivelación de 1 600 metros lineales de bordillos que delimitan la pista en los extremos internos y externos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)