1 de June de 2015 21:02

El ‘boom’ deportivo impulsa a los negocios

En Kao Sport Center aseguran que existe alta demanda de artículos deportivos. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

En Kao Sport Center aseguran que existe alta demanda de artículos deportivos. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 9
Carolina Enríquez

Cada vez más gente demanda artículos y servicios deportivos en el país, una buena noticia para los propietarios de estos negocios.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC), con base en el directorio de empresas del 2013, en el país existían 484 negocios dedicados a la venta de productos deportivos al por mayor y al por menor.

Por su parte, las estadísticas de la Superintendencia de Compañías cortadas al mismo año revelan que entre las firmas que presentaron estados financieros existían 30 dedicadas a la venta de artículos de deporte al por menor. Y solo una dedicada a la fabricación de productos en esa misma línea.

Los datos de esta última entidad muestran que en ambos casos las ganancias netas de ese año fueron mayores que en el 2012. Los ingresos crecieron para las comercializadoras al por menor y bajaron para la única fabricante.

Estas cifras se ajustan a una realidad que, según los empresarios, es cada vez más fuerte en el país y el mundo: el interés por el ejercicio. El Servicio de Rentas Internas (SRI), incluso, tomó en cuenta este fenómeno, por lo que desde la semana pasada se considera a todas las facturas por la compra de artículos deportivos, gimnasios, carreras, etc., como deducibles del pago del Impuesto a la Renta (IR) en el rubro de salud.

Jefferson Carrasco, gerente de producto de Kao Sport Center, una tienda de deportes con más de 35 años, comenta que el ‘boom’ por los artículos deportivos se observa con fuerza desde hace cinco años.

Durante este período esta tienda creció en número de locales y se amplió a más zonas. Hace cinco años contaba con 14 locales y ahora suma 21. Antes contaban con puntos de venta solo en Quito y Guayaquil, mientras que actualmente, también está en Manta, Machala y Cuenca.

El interés por el deporte no solo se observa en el crecimiento del negocio sino en el comportamiento de los consumidores.

Carrasco explicó que sus clientes se dividen entre personas particulares y empresas y ambos tenían una participación del 50%. Ahora el 65% de las ventas corresponde a las personas.

Los clientes corporativos también se han diversificado. En los últimos años han aparecido compradores vinculados a la construcción, que buscan incluir gimnasios en los proyectos inmobiliarios.

Los dueños de gimnasios, por su parte, buscan máquinas, pero también artículos para actividades físicas modernas como el yoga, pilates, artes marciales, etc.

En Kao, los productos de mayor salida son para fitness, básquet, atletismo, ciclismo, gimnasio y fútbol. Estos últimos tienen más demanda.

Una situación similar ocurre en tiendas como Market Sport, ubicada en San Blas, en el centro de Quito. Jaime Gaibor, propietario, asegura que los balones, principalmente de fútbol, representan entre el 30 y el 40% de las ventas. A esto le siguen los uniformes y accesorios para actividades deportivas.

Concuerda con Carrasco en que en los últimos cinco años ha crecido con fuerza la demanda por artículos deportivos, pero asegura que en su caso el volumen de ventas no ha aumentado mucho porque cada vez hay más competencia de negocios en su sector, tradicional por la venta de artículos deportivos.

Compradores como Javier Vargas concuerdan en que hay variedad de locales, pero que los clientes ya saben exactamente cual es la oferta y donde comprar.

En Melubits Sport, de Lucio López, se venden uniformes deportivos. Cada semana cierra cinco contratos de estas prendas al por mayor. Asegura que, aunque no tiene cifras exactas, el número de compradores ha crecido.

Los negocios de esta y otras zonas también comentan que la demanda de artículos para correr y para ciclismo ha subido. En Kao, en los últimos cinco años, la demanda ha aumentado en un 30%.

Otros deportistas prefieren el entrenamiento en gimnasios. En Monster Gym, en el norte, acuden hasta unas 120 personas al día. En un año y medio de funcionamiento el número de inscritos ha incrementado, cuenta el personal que trabaja en el sitio.

Mercado

Almacenes y gimnasios dicen que en los últimos cinco años ha habido mayor demanda de artículos para hacer ejercicios

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)