14 de June de 2009 00:00

El deporte tiene estrategias para identificarse con sus radioescuchas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Pablo Fiallos,  Redactor de Cultura

Las anécdotas personales, el humor, la quiteñidad o el toque intelectual habitan en los espacios radiales deportivos. 
Para  conectarse con la audiencia, los conductores buscan diversas formas de engancharla. No son exclusivamente sobre fútbol o  básquet.



Más  espacios sobre deportes El programa ‘Ego deportes’,  de Rumba Deportiva, tiene una versión   televisiva en Hoy TV, todos los días.
Radio La Red y Radio Quito ofrecen programación en vivo por Internet dentro de  sus páginas oficiales.
 En la Radio Pública se puede escuchar el espacio ‘Futboladas y otras jugadas’ todos los días de 14:30 a 15:30.Para Fernando Baird, de radio Rumba Deportiva, lo esencial es mostrarse como seres humanos y así lograr una identificación inmediata con el público. Este  conductor de ‘Ego deportes’ entiende que su trabajo como periodista debe informar, pero como radiodifusor necesita entretener. 
 
La radio es un medio que acompaña siempre  al radioescucha.

Baird la define como una compañía constante que debe buscar formas originales en la  transmisión de su mensaje, de manera que el público se quede pegado a la emisora.

En el caso de los programas deportivos, el objetivo es aligerar la información, para que se pueda conseguir un público más diverso. El programa  ‘Futboladas y otras jugadas’, que se transmite en la Radio Pública, apuesta por una conducción didáctica  que pretende captar nuevos públicos.

Su conductor, Enrique Vivanco, dice que una de las intenciones de su programa, que ha conseguido una respuesta efectiva, ha sido captar al público femenino.
 
“La mujer no ha sido tan protagonista en el deporte como es el hombre. Este programa intenta introducir un lenguaje y un contexto pedagógicos que han logrado que la mujer se identifique con lo que transmitimos”.

Además, Vivanco reconoce que en su programa se utilizan otros recursos extradeportivos para  seducir a  la audiencia. Esto se puede evidenciar con los invitados en las entrevistas.

Un habitual de este espacio suele ser  el arquitecto Fernando Carrión, quien le imprime una mirada sociológica al deporte. Además, este espacio radial  busca  intelectualizar el aspecto futbolístico. “El fútbol es un reflejo de un país.  Hay que dar la  vuelta a este tema para encontrarle su lado profundo”, dice Vivanco.

Radio La Red tiene un espacio deportivo que ocupa la mayoría del día. Sin embargo, presenta algunas cápsulas que rescatan la quiteñidad. Durante las transmisiones deportivas  se presentan estampas quiteñas locutadas por el periodista Alfonso Lasso.

Aunque en un principio podría parecer que estas historias no tienen nada en común con el deporte, hay un elemento de nostalgia  que empata perfectamente con la emoción que lleva el deporte.

Al igual que Vivanco, Lasso también reconoce un aspecto didáctico en estas pastillas. “El objetivo de esto es educar sobre la ciudad con estas cápsulas que están metidas en el medio del programa”.

Lasso explica que estos retratos de la ciudad  conectan con la emoción que puede producir el deporte nacional, pero también destaca que estas estampas quiteñas son un acercamiento a la realidad y a la historia nacional que refrescan la cotidianidad que, en este caso, significa  el fútbol.
 
En Radio Quito, uno de los segmentos  diferentes es La previa, donde se invita a artistas que  cuentan sus experiencias deportivas. Jacinto Bonilla, conductor de este programa, afirma  que este recurso “es refrescante y alivia esa tensión de la espera de la gente por ir al estadio”.

El espacio   ha invitado a literatos como el ‘Pájaro’ Febres Cordero y Raúl Pérez Torres  para que hablen de fútbol,  literatura,   o a cómicos como el ‘Mosquito’ Mosquera que ata   humor y  deporte.

Este componente de humor en el ambiente radial también lo usa Baird en su programa, al cual  define él mismo como el segmento de ‘Divagaciones’.
 
Allí ocupan protagonismo el chiste, la música y las anécdotas personales. “Nosotros consideramos que esto forma parte de la aceptación y de la confrontación que quiere tener el oyente con los conductores”, dice Baird.

Este radiodifusor cree que así hay una conexión directa con la audiencia. Baird ve al oyente no como un simple receptor, sino que a través de estas estrategias se logra que el público interactúe permanentemente con la radio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)