25 de mayo de 2014 20:17

La demolición de los hangares del exaeropuerto, con retraso

Obras en hangares
Algunos hangares fueron desocupados y ahora lucen vacíos. Los moradores del sector temen que puedan ser usados por desconocidos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO
Obras en hangares
Las obras de demolición de los hangares del exaeropuerto de Quito incumplen con el cronograma. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO
Obras en hangares
Los grafitis también aparecen en las partes altas de lagunas estructuras de los hangares. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO
Obras en hangares
Los vestigios de los hangares contrastan con el gran espacio verde del parque Bicentenario. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO
Obras en hangares
Las obras generan incomodidad para los peatones que circulan por el lugar. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO
Obras en hangares
Tras el abandono de algunos espacios, las paredes lucen grafiteadas y deterioradas. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO
Obras en hangares
Vestigios de las estructuras aún se pueden observar a un costado del parque. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO
Obras en hangares
En algunos tramos de la exterminal se pueden observar las huellas de los trabajos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 0
Evelyn Jácome. Redactora
Quito

Debería estar derrocado, sin embargo, algunas paredes grafiteadas, ventanas rotas y estructuras a medio desmontar dan señal de que la tarea aún no está cumplida.

El plazo para que el Municipio entregue liberado el terreno que se encuentra entre el actual Centro de Convenciones (en el Parque Bicentenario) y la cabecera sur del exaeropuerto está a punto de vencer.

En un comunicado enviado a inicios de año por la Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obra Públicas, Epmmop, se indica que el derrocamiento de unas 15 edificaciones y hangares que se ubicaban en el exaeropuerto, a lo largo de la avenida Amazonas, debería estar listo a finales de este mes.

El desmontaje de estructuras y el derrocamiento de mamposterías forman parte de la primera etapa de la construcción de un bulevar en la zona, que está a cargo de la Epmmop. Esta estructura tendrá una extensión de aproximadamente 700 metros de largo por 20 metros de profundidad.

El objetivo es habilitar amplias aceras y generar, así, una nueva fachada del parque Bicentenario. Sin embargo, el proyecto avanza con lentitud.

Desde el extremo sur del parque se pueden ver tres terrenos donde funcionaban empresas relacionadas con el negocio de la aviación. De ellos, solamente uno ha sido retirado en su totalidad. El hangar de Tame, uno de los más grandes, ya no tiene puertas, ventanas ni techo y las paredes están siendo destruidas. Según uno de los trabajadores del parqueadero sur, ubicado junto a lo que será el bulevar, todos los días, en dos jornadas, decenas de obreros ingresan al lugar y con la ayuda de cinco volquetas retiran parte de las edificaciones.

Casi todas los inmuebles que antes albergaban a aviones y oficinas, están vacíos, excepto dos, donde aún se ven vehículos estacionados en el patio y movimiento en el interior de las construcciones. Son las oficinas del hangar de la Dirección de Aviación Civil y de Aviación del Ejército.

En el extremo norte del parque, los hangares también están deteriorados. La utilización que tienen en el momento es casi nula. En una de las edificaciones entregadas al Municipio funciona un centro de Revisión y Matriculación. Lo que era la terminal aérea es utilizada por Quito Turismo y allí funciona el Centro de Convenciones.

El deterioro de la mayor parte de la construcción causa molestias en los moradores del sector. “Parecen antros, casas donde se reúnen vagabundos. Además, están sucios, con rayas hasta en las ventana”. El pedido de Amparo Brito, quien vive entre la av. Amazonas y De la Prensa, es que apresuren los trabajos pues las edificaciones vacías pueden atraer delincuencia a la zona.

Según la Epmmop, el cumplimiento del cronograma de esa primera etapa depende de la entrega de los hangares de un par de empresas vinculadas con la aviación, que aún no han sido concretada. Además, la entidad municipal dice que tres hangares no serán demolidos, porque se reutilizarán para algunos equipamientos que funcionarán en el bulevar. Habrá piletas, cafés, camineras, etc.

El apresurar la obra es un reto de la nueva administración municipal. Para cumplir el cronograma, deberá concluir el proyecto a finales de año.

En contexto
Con la salida del aeropuerto Mariscal Sucre de Chaupicruz, el 19 de febrero del 2013, se planteó que esa zona sea de uso público: habilitar el Parque Bicentenario, construir en la cabecera sur la estación del metro y levantar un bulevar en la avenida Amazonas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)