13 de diciembre de 2017 08:05

Demócrata Jones gana escaño por Alabama en Senado de EE.UU.

El senador demócrata electo Doug Jones (I) y su esposa Louise Jones (D) saludan a los partidarios durante su noche de elección reuniendo el Sheraton Hotel el 12 de diciembre de 2017 en Birmingham, Alabama. Foto: AFP

El senador demócrata electo Doug Jones (I) y su esposa Louise Jones (D) saludan a los partidarios durante su noche de elección reuniendo el Sheraton Hotel el 12 de diciembre de 2017 en Birmingham, Alabama. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 18
Sorprendido 0
Contento 15
Agencia DPA
Washington

El demócrata Doug Jones ganó las elecciones especiales para ocupar una vacante en el Senado estadounidense por el estado de Alabama, dominado desde hace décadas por los republicanos, según los resultados no oficiales publicados por las autoridades electorales.

Jones se hizo con el 49,6% de los votos, frente al 48,7% de su contrincante republicano, Roy Moore, que pertenece al sector más conservador republicano.

La victoria del demócrata significa un duro revés para el presidente estadounidense, Donald Trump, quien había apoyado al candidato republicano. La campaña de Moore se vio ensombrecida por las denuncias de varias mujeres que dijeron que abusó sexualmente de ellas cuando él tenía unos 30 años y ellas eran menores de edad.

La victoria de Jones significa que la mayoría republicana en el Senado estadounidense lo será solo por un escaño, complicando a Trump la aprobación de su agenda.

Jones, abogado defensor de derechos civiles, nunca antes se había presentado a un cargo político. Es la primera vez desde 1992 que Alabama elige a un demócrata para el Senado. La mayoría de las encuestas predecían hasta el final un resultado muy ajustado.

Jones dio las gracias a sus seguidores y dijo estar impresionado. "Al fin de cuentas estas elecciones trataban del honor y el respeto", dijo en Birmingham. "Estas elecciones trataban de la cortesía normal y de la decencia".

La elección en Alabama tuvo que ser convocada por el nombramiento del senador Jeff Sessions como titular del Departamento de Justicia. Alabama se ha convertido en un experimento para saber si la campaña electoral presidencial de 2016 fue una anomalía o si los electores siguen dispuestos a permitirle todo a un candidato, escribió el diario The New York Times.

Moore no reconoció los resultados en un primer momento y abogó por un recuento porque eran demasiado ajustados, según indicó The Washington Post. "Aún no ha terminado", dijo.

En Alabama se procede a un recuento cuando la diferencia entre los candidatos es menor al 0,5%. Pero el secretario de Estado, John Merrill, dijo que dudaba de que los resultados no oficiales cambiaran.

Trump felicitó a Jones por la victoria. "Enhorabuena a Doug Jones por esta disputada victoria", escribió en Twitter. El presidente añadió que el hecho de que los votantes pudieran escribir en las papeletas el nombre de sus propios candidatos jugó un importante papel. "Pero una victoria es una victoria", concedió. "Los republicanos volverán a tener una oportunidad para este escaño dentro de muy poco", agregó.

Al igual que Trump, Moore era un candidato sumamente controvertido. Ya lo era antes de que varias mujeres lo acusaran de haberlas acosado sexualmente en las décadas de los 70 y 80. En el pasado, Moore se ha pronunciado reiteradas veces a favor de prohibir la homosexualidad. También ha abogado por que se elimine el Estado de derecho secular y se proclame como único derecho la "ley de Dios".

En el 2006 escribió en un artículo de opinión que el diputado Keith Ellison, recientemente elegido, no debería ser juramentado debido a su creencia musulmana.

Moore fue suspendido dos veces de su puesto en el Tribunal Supremo de Alabama. La primera vez porque se negaba a quitar de una pared del edificio del tribunal un panel de piedra con los Diez Mandamientos. La segunda vez, porque había ordenado a algunos tribunales que no aplicaran el fallo del Tribunal Superior a favor del matrimonio para todas las orientaciones sexuales.

La derrota en Alabama coincide con un momento de dificultades para Trump. Su popularidad en las encuestas está descendiendo y el próximo noviembre se celebrarán las elecciones para el Congreso. Mientras, para los demócratas la victoria de Jones supone un impulso para los comicios, según escribió el líder de la oposición en el Senado, Chuck Schumer. "Roy Moore era un candidato horroroso y nunca tendría que haber entrado en el Senado", señaló.

La candidata a la presidencia derrotada por Trump, Hillary Clinton, escribió en Twitter que si los demócratas podían ganar en Alabama, podían pelear en cualquier lugar. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (4)