8 de April de 2011 00:00

Demando por daño moral a la lotería

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Yo, Lobo Feroz, oriundo del bosque encantado, de estado civil casado con Caperucita Roja, interpongo ante usted, señor juez, por intermedio de mi abogado Carlitos Perrault, la siguiente demanda por daño moral y responsabilidad ulterior a...

LA JUNTA DE BENEFICENCIA DE GUAYAQUIL, organizadora del sorteo semanal de la lotería denominada nacional.

Debo indicarle que desde mi adolescencia, hace más de 30 años, he comprado dicha lotería, sin haberla ganado nunca. He intentado con todos los números terminales y nunca acierto. Por ejemplo, compro en UNO y se gana otro. Tal parece que a mí me venden en números romanos, porque no me saco ni reintegro.

Treinta años de comprar la lotería me han causado lucro cesante, porque si hubiera invertido en oro, hoy sería millonario. Pero no voy a demandarlos por lucro cesante ni por daño “de ver gente”, como dice el Carlitos Marx (el tributario, no la momia del cementerio de Highgate en Londres).

El daño moral se debe a la frustración y al trauma de no poder ser pelucón como el Presidente... de Colombia, por si acaso.

He sentido la burla de mis vecinos que se pasean en carrazos, mientras yo sigo esperando ganar la lotería para tener un híbrido.

Como tales traumas y frustraciones las ha tratado mi psiquiatra, el doctor Strangelove, demando a dicha Junta por USD 100 millones por daño moral. He dicho.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)