3 de febrero de 2017 00:00

Escasa demanda de trabajadores en enero del 2017

archivo / el comercio Profesionales y obreros de la construcción tienen menos posibilidades de hallar trabajo, según empresarios.

Profesionales y obreros de la construcción tienen menos posibilidades de hallar trabajo, según empresarios. Foto: Archivo / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 25
Triste 5
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 4
Carolina Enríquez

Los empresarios arrancaron el 2017 con bajas expectativas de contratar personal, según el Estudio Mensual de Opinión Empresarial del Banco Central del Ecuador (BCE). Terminado el mes, los gremios y las bolsas de empleo confirman que la demanda se redujo.

La reducción más fuerte se proyectó en la industria. Las compañías de este sector estimaron que el personal ocupado decrecería 0,6% en enero pasado, según el estudio del BCE.

Caterina Costa, presidenta de la Cámara de Industrias de Guayaquil y propietaria de Poligroup, empresa mediana dedicada a la fabricación de productos plásticos, indicó que desde el 2016 se mantiene con 140 trabajadores. “Con mucho esfuerzo tratamos de mantener esas plazas de trabajo. Nosotros estamos anclados al sector exportador y ahora nos encontramos realizando algunos proyectos”, indicó.

Las empresas del sector, según el BCE, consideraron que la situación de los negocios en enero sería peor que el mes previo. La recesión de la economía es la principal causa para que las empresas no estén produciendo a toda su capacidad, explicó Renato Carló, presidente de la Cámara de la Pequeña Industria del Guayas.

Pero también cree que muchos negocios hicieron del Estado su mejor y hasta único cliente. Y cuando el Estado dejó de pagar y de buscar proveedores se vieron afectados.

Por estos factores, en el 2016 las empresas del gremio, dijo Carló, redujeron su nómina en un 30% y al inicio de este año hubo “más precaución en la contratación de personal”.

Explicó que durante enero algunas industrias se mantuvieron con el personal que tenían o hicieron recortes. Además, hay firmas que trabajan solo la jornada regular para evitar gastos adicionales como el pago de horas extras.

Para la construcción, la situación sigue complicada. La expectativa sobre personal ocupado en las empresas fue baja en enero, aunque no tan pesimista como en meses previos, según el estudio del BCE.
El constructor Hérmel Flores, por ejemplo, inició el año con menos trabajadores que el 2016. Pasó de 60 a 20, tras terminar un proyecto.

“Acabé la repotenciación de una subestación de la empresa eléctrica. Ahora tengo una obra particular, pero de menor monto”. El constructor explicó que hay menos oportunidades para obreros y profesionales debido a que la recesión redujo el número de proyectos en los sectores público y privado.

Diego E., un ingeniero que prefirió la reserva y que busca trabajo desde hace cuatro meses, ha recibido llamadas de empresas que buscan sus servicios, pero no se concreta nada. Le ofrecen por un cargo menos de USD 1 000 mensuales como salario. “Es un valor bajo porque tengo experiencia de más de cuatro años y estudios de cuarto nivel”.

En enero 2017, según la sección de empleos del portal OLX, la oferta de puestos en las áreas de industrias, construcción y comercio cayó un 5%.

Además, en el primer mes del 2017 más personas buscaron trabajo. Hubo 143 462 respuestas a ofertas de trabajo, 34% más frente a igual mes del 2016 cuando se recibieron
107 265, anotó la firma.

Hace dos semanas, el ministro de Trabajo, Leonardo Berrezueta, dijo que a pesar de que los dos años anteriores fueron complicados, tras la aplicación de diferentes medidas económicas e incentivos laborales, se vive una recuperación. Por eso las cifras de desempleo al cierre del 2016 fueron estables. La última encuesta de empleo del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) muestra que la tasa de desempleo pasó de 4,8 a 5,2% entre diciembre del 2015 e igual mes del 2016. La entidad explicó que esta variación no es estadísticamente significativa.

En la bolsa de trabajo de la Universidad de las Américas, el número de personas que buscaba trabajo aumentó. En enero del 2016 existían 1 038 personas buscando empleo y otras 870 para pasantías. En cambio, un año antes se registraron 747 personas buscando empleo y 305 en pasantías.

La menor oferta laboral está en los sectores comercial y de servicios, donde los empresarios preveían que en enero el personal baje el 0,3% y 0,2%, respectivamente, aunque menos pesimistas que meses previos.

Para Patricio Alarcón, titular de la Cámara de Comercio de Quito, hubo pocas expectativas de contratación a inicios de año por la situación económica y por la incertidumbre que genera el cambio de gobierno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)