17 de octubre de 2016 00:00

La demanda de empleo en Ecuador cayó en tres sectores

Jóvenes hacen fila en búsqueda de empleo en las calles Vélez y Boyacá, en Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

Jóvenes hacen fila en búsqueda de empleo en las calles Vélez y Boyacá, en Guayaquil. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 104
Triste 5
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 4
Carolina Enríquez y
Washington Paspuel (I)

En agosto, según el Estudio de Opinión Empresarial del Banco Central del Ecuador (BCE), la demanda de empleo disminuyó en tres de cuatro sectores consultados: construcción, servicios y comercio.

Únicamente el sector industrial reportó una cifra positiva en el estudio mensual, que consulta a unas 1 000 empresas de los cuatro segmentos económicos.

En el área de construcción, por ejemplo, la demanda de empleo cayó 2,5% en agosto, respecto del mes anterior. Para Silverio Durán, presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción, esta realidad se ha sentido todo el año.

Este gremio realizó una encuesta a 120 personas naturales y jurídicas, que registra datos de febrero a abril de este año, que muestran un desempleo del 32% en profesionales en el sector. “Esta situación no ha cambiado. Para obreros, el desempleo alcanza un 54%”, manifestó Durán.

Según el estudio del BCE, en los sectores de servicios y comercial la “demanda laboral” decreció en 0,8% y 0,1%, respectivamente. Patricio Alarcón, presidente de la Cámara de Comercio de Quito (CCQ), señaló que esto es una respuesta a la situación que viven los negocios.

“El consumo no ha crecido. Tenemos comerciantes
–agremiados– que han bajado sus ventas en un 50% en septiembre, frente al mismo mes del año pasado. No vemos con claridad que mejoren las ventas”, aseguró Alarcón.

El sector industrial fue el único donde la demanda de trabajadores registró un ligero incremento en agosto, según el estudio del BCE, pero para septiembre los empresarios proyectan que la demanda ni crecerá ni decaerá.

Silvia Buzetta, presidenta de Acruxza, fabricante de artículos de aseo personal y para negocios, indicó que a inicios de año decidió reducir en un 30% su plantilla de trabajadores debido a una reducción de la producción en su planta, ubicada en el noroeste de Guayaquil.

“No hemos vuelto a contratar. Estamos pensando hacerlo, pero solo temporalmente, para cubrir las demandas de diciembre”, añadió Buzetta.

La empresa Reciplásticos, una recicladora de envases plásticos de bebidas, en el norte del Puerto Principal, prefiere esperar al 2017 para decidir si contrata más personal.

La compañía adquirió maquinaria nueva el año pasado, para optimizar el proceso de transformación del plástico y reducir costos. A la par, capacitó a sus actuales operarios para su manejo.

Sin embargo, Ronald Bravo, gerente, menciona que contratará más personal, para el área operativa, si la producción de la planta sube.

Otro de los indicadores que muestran la realidad del empleo en el país son las bolsas de trabajo. En OLX, sitio de anuncios en Internet, el número de personas que buscaron empleo entre julio y septiembre del 2015, frente al mismo período de este año, creció de  93 501 a 107 184.

Las ofertas de trabajo por parte de las empresas crecieron 7%, según datos de esta compañía. Sin embargo, la firma aclaró que los anuncios recibieron más respuestas en el tercer trimestre de este año, frente al mismo período del 2015, lo que muestra mayor interés por conseguir un empleo.

Los tipos de trabajo que menos demandan las compañías, según OLX, son los de abogados, profesionales en recursos humanos, informáticos, especialistas en Internet y Multimedia, ingenieros y arquitectos.

En Guayaquil, que en junio fue la segunda ciudad con más desempleo en el país luego de Quito, las bolsas de trabajo también registraron más personas que buscan empleo.

En la bolsa de empleo de la Universidad Casa Grande, por ejemplo, los alumnos y ex alumnos que buscaron empleo entre abril y septiembre crecieron 30%, comparados con el mismo período del 2015.

La bolsa de empleo de la Escuela Politécnica del Litoral (Espol) también registra una situación similar. Esta casa de estudios organiza cada julio una feria laboral.

En este año, el número de graduados que buscó empleo fue de 1 000, frente a los 650 inscritos el año pasado. Por el contrario, el número de empresas registradas bajó de 35 el año pasado a 21 en este año.

“Según nuestros análisis, uno de nuestros graduados tarda entre tres y seis meses en concretar un contrato de trabajo”, indicó Raúl Coello, director del Centro de Promoción y Empleo de la Espol.

“El próximo año la demanda de empleo se estabilizará, no creo que empeore, aunque es un año electoral y las empresas se mantienen en expectativa”, añadió Coello.

El pasado jueves (13 de octubre de 2016), en los exteriores de una empresa de retail de Guayaquil, largas filas de personas esperaban para entregar su carpeta y lograr un puesto de trabajo.

Algunos trabajadores, según OLX, aún tienen oportunidades en áreas operativas. Operarios de producción, meseros, vendedores, etc., son los que más se demandaron en el tercer trimestre de este año.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (24)
No (12)