1 de abril de 2017 00:00

La demanda de calefactores se disparó en Quito por la época lluviosa

El radiador de aceite es el más demandado por adaptarse a espacios pequeños. Foto: Patricio Terán/EL COMERCIO

El radiador de aceite es el más demandado por adaptarse a espacios pequeños. Foto: Patricio Terán/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 4
Contento 4
Patricia Carolina González

Las bajas temperaturas registradas durante la temporada de lluvias disparó la demanda de algunos productos más utilitarios para esta época del año. El artículo más solicitado en el mercado es el calefactor.

En Sukasa, cadena que comercializa productos para el hogar, hubo un incremento de 973% en la venta de calefactores, entre enero y febrero de este año, según datos de Corporación Favorita.

En esa cadena se han vendido 1 115 unidades desde enero. De esa cifra, 430 se colocaron en marzo (hasta el día 28 de marzo de 2017). En los tres primeros meses del año pasado se vendieron apenas 68 unidades.

Los establecimientos de Sukasa comercializan calefactores de aceite de 900 y 1500 vatios. Los precios oscilan entre USD 92 y 226. “Hay ciertos ítems que se han terminado, pero aún tenemos suficiente producto para cubrir la demanda”, dijo la firma a través de un correo.

En locales del Centro Histórico de Quito, la demanda también aumentó y en algunos se agotó el producto. Uno de los modelos que más se encuentra en el centro son los calefactores con ventilador de la marca china Midea, de pequeño y mediano tamaños. En Rivechi Electronics, ubicado entre las calles Chile e Imbabura, los venden en USD 30.

Erika Rivera, encargada, cuenta que se han vendido entre 30 y 40 calefactores mensuales en lo que va de la temporada de invierno. Asegura que la venta aumentó hasta un 70% respecto a la temporada pasada de lluvias.

“Por ahora, nos quedan unos 20. Llegarán más en 15 días”, agrega Rivera. Por la salvaguardia a los productos importados, los calefactores en este local se encarecieron entre USD 8 y 10. “Pero no necesariamente se afectaron las ventas. La gente los busca por el frío. También porque son buenos y están al alcance de su bolsillo”, explica. Para estos productos, la salvaguardia se reduce desde hoy, 1 de abril, del 35% al 23,3%.

En el local Heredia López, localizado en las calles Flores y Chile, en el centro, se ofertan también calefactores Midea y otros de la marca General Electric. Los precios oscilan entre USD 45 y 68.
El mes pasado, el producto se agotó en este establecimiento. “Se solicitaron 15 para marzo y todos se vendieron”, comentó Silvana Bejarano, encargada del local, quien calcula que la venta de calefactores aumentó un 80% en esta época invernal.

El producto también se está vendiendo considerablemente en otras cadenas de electrodomésticos en el norte de Quito. Los precios varían entre USD 50 y 100, dependiendo del modelo.
En uno de los establecimientos escaseaban los calefactores de radiadores de aceite para espacios grandes.

Para lugares de menores dimensiones, que son los más demandados, todavía había artículos disponibles.
Un encargado aseguró que se venden entre 6 u 8 unidades del producto al día. Indicó que la demanda ha aumentado un 60% durante esta temporada de frío.

Pero no todos los productos para protegerse del frío se han visto favorecidos. Los ciudadanos ­piensan dos veces antes de adquirir chompas, bufandas o guantes. Jorge Guamán vende chompas, desde USD 15 hasta 30, en un local ubicado en el Centro Comercial Hermano Miguel, sector Ipiales del Centro Histórico.

“Las ventas no están buenas porque está baja la economía. El año pasado vendía un poco más”, comentó. Para Fernanda Cayambe, dueña del local Ariath Jean, localizado en el mismo centro comercial, la venta de abrigos y calentadores sí se ha movido durante la temporada de invierno.

Pero asegura que en comparación al año pasado, la facturación aún es baja. En Ariath Jean se comercializa ropa nacional y colombiana. Al mes facturan alrededor de USD 5 000, un 20% menos que el año pasado.

En el Mercado Artesanal de La Mariscal, en Quito, Fanny Ruiz vende gorros, guantes, bufandas, entre otras prendas para el frío, tejidas en lana y alpaca. “Se está vendiendo, pero no mucho. Casi igual al año pasado”.

Sandy Ruiz atiende desde hace cinco años un local familiar en el Mercado Artesanal, también de vestimenta para el frío. “Lo que más se vende son los tejidos de alpaca. Todo lo traemos de Otavalo y Atuntaqui”.

“Ha bajado bastante la venta frente al 2016. Se vende 10 o 15% menos”, señala Ruiz, para quien el incremento de los precios por la subida del IVA pudo haber influido en el descenso de las ventas.

En Contexto
Las cifras registradas en este 2017 muestran que el termómetro descendió hasta 1,4°C en enero pasado en Quito, según datos del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología. Ayer, 31 de marzo, la temperatura mínima en Quito fue de 11° centígrados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (0)