31 de mayo del 2016 00:00

Bandas lavan el dinero falso en los mercados, jugueterías, bodegas...

En los mercados de Quito, los comerciantes colocaron letreros para evitar ser engañados con billetes adulterados. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

En los mercados de Quito, los comerciantes colocaron letreros para evitar ser engañados con billetes adulterados. Foto: Eduardo Terán / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 98
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 1
Fernando Medina
Redactor (I)
fmedina@elcomercio.com

En los ventanales de las bodegas del Mercado Mayorista, al sur de Quito, se exhiben billetes falsos de USD 5, 10, 20, 50 y hasta de 100. En los puestos de comida y de verduras, en cambio, existen pequeños letreros con esta frase: “todo billete falso será perforado”.

Además, cada comerciante tiene un marcador especial con el que verifican que el dinero sea verdadero. Así es como evitan que sospechosos los engañen, pues en los mercados operan bandas delictivas dedicadas al lavado de dinero falso. Eso lo corroboran agentes de la Policía Judicial que han investigado el tema.

Ellos dicen que “detrás de este delito están mafias internacionales que vienen desde Perú y Colombia” para intentar introducir, en el sistema financiero del país, dólares ilegales.

De hecho, este año, el dinero falso que ha ingresado por las fronteras ecuatorianas ha superado hasta en ocho veces más al dinero que se ha confiscado en los últimos 4 años.

Según la Policía, entre el 2011 y el 2015, el sistema financiero del país detectó USD 2,5 millones falsos. Y en lo que va de este año han sido confiscados unos USD 20 millones.

El último decomiso sucedió hace 11 días en una bodega del norte de Quito. Cinco personas fueron detenidas cuando pretendían transportar USD 10 millones falsos en un automóvil pequeño. Para esa captura, los agentes tuvieron que rastrear a los sospechosos desde marzo pasado. Ese mes también se detuvo a siete personas en el valle de Los Chillos (oriente de Quito). En esa ocasión, los desconocidos también estaban listos para repartir USD 10 millones fraudulentos a bandas locales.

La comercialización de los billetes falsos genera grandes ganancias para las mafias. Un billete de USD 100 puede ser vendido hasta por 30 verdaderos a bandas ecuatorianas. Por eso, quienes compran la moneda ilegal realizan un trabajo meticuloso para hacerlo pasar por dinero real.

Además de los mercados, ese dinero es lavado en jugueterías y bodegas de víveres.

Los USD 10 millones falsos estaban en paquetes embalados y contenían billetes de USD 100. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

El 1 de marzo, los policías confiscaron USD 10 millones falsos en las afueras de Quito. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

A esos sitios llegan en grupo de tres o cuatro personas. La estrategia es confundir a los comerciantes en los momentos donde existe gran afluencia de gente como fines de semana y feriados. Por ejemplo, uno de los sospechosos empieza a pedir víveres o juguetes al por mayor supuestamente para su negocio.

En el momento que entrega los billetes falsos, una segunda persona simula ser otro cliente y distrae al vendedor con preguntas de productos. De esta forma evita que verifique la autenticidad del dinero.

Los comerciantes de los mercados de Quito han sido víctimas de estas operaciones fraudulentas. Así lo relata Rosa Herrera. Ella es la presidenta del mercado Iñaquito, al norte de la capital. Allí hay 245 vendedores y más de uno ha recibido billetes alterados.
Allí, incluso han tenido que llamar a la Policía para que confisque los dineros. En este año eso ha ocurrido dos veces.

En el Mercado Mayorista, en cambio, Washington Suárez, gerente general no descarta que existan casos de personas que han sido engañadas, pero advierte que no se han reportado denuncias frecuentes.

Pero los comerciantes sí han sentido la presencia de los falsificadores. Juan Romero trabaja en una de las bodegas de víveres. Él dice que existen temporadas como Navidad y Fin de Año que más circula este tipo de moneda. En ocasiones se dan cuenta luego de días, pues la diferencia con el dinero verdadero es poco perceptible.

Las mafias que elaboran los billetes usan papel moneda. Los peritajes que se han realizado al dinero confiscado revelan que billetes de USD 1 verdaderos son lavados con químicos especiales para colocar otras denominaciones.

Después son empaquetados y enviados a Ecuador por pasos irregulares que existen en Loja, El Oro y Carchi.

Desde esos sitios distribuyen a ciudades grandes como Quito, Guayaquil y Cuenca.

En estos puntos buscan ayuda de otras personas para que les ayuden a introducir al sistema bancario o a camuflar los paquetes de dinero falso.

De allí que en el operativo de marzo pasado se detuvo a dos policías en servicio activo que presuntamente eran parte de la organización delictiva.

En junio del 2015 también fueron procesados funcionarios de una oficina de pagos rápidos en Los Ríos. Ellos habrían entregado a clientes dinero falso. En tanto las 12 personas que fueron detenidas este año podrían ir a la cárcel de 5 a 7 años por falsificación de moneda.

Info B.
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (34)
No (2)