9 de July de 2009 00:00

La deliberación tomó un mes

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura

Los cuatro miembros del jurado del concurso Jorge Mantilla Ortega tuvieron un arduo trabajo. Ellos, reconocidos profesionales en el campo periodístico y de la comunicación, emplearon un mes para analizar los 106 trabajos enviados por medios de todo el país.

El jurado estuvo integrado por:  Consuelo Albornoz (editorialista de diario Hoy), Gonzalo Solano (corresponsal de la agencia AP), Carolina Andrade Freire (directora de Comunicación Social de la U. Católica  de Guayaquil) y María Teresa Ponce (coordinadora de Fotografía del Colegio de Comunicación de la Universidad San Francisco de Quito).

Su trabajo se concentró en la revisión de los textos. Los  nombres de los    autores y sus medios  fueron borrados. 

Este grupo eligió a los primeros y segundos lugares en las categorías de Crónica, Reportaje y de Periodismo Gráfico.

La entrega de premios es hoy, a las 18:30, en la Fundación EL COMERCIO (avenida Colón E9-18 y Urbina).

El proceso de análisis de los trabajos  duró alrededor de un mes. El jurado se reunió en  dos ocasiones. En la primera recibió  el material.

“Los organizadores habían borrado con anterioridad los nombres de los participantes. Entonces debíamos analizar los contenidos”, dijo Solano.

En ese primer encuentro se establecieron los parámetros del análisis. Para la categoría de Reportaje se tomaron en cuenta la relevancia informativa, la originalidad del tema, el manejo de las fuentes, el uso del lenguaje y la presentación.

Para la de Crónica, en cambio, se consideró la originalidad del tema, la relevancia informativa, los recursos narrativos, el uso del lenguaje y la presentación.

Albornoz cuenta que los miembros del jurado leyeron todos los textos de manera individual y luego analizaron sus coincidencias  vía Internet.

En varias ocasiones releyeron los temas. Finalmente, llegaron a un consenso.

“Fue un proceso muy interesante porque nos dimos cuenta de que ninguno  tuvo una actitud  cerrada sino muy abierta para escuchar a cada argumento”, comenta Albornoz.

Para Andrade, el trabajo realizado fue de mucha altura. También fue una oportunidad para conocer a los otros dos miembros del jurado y trabajar de manera profesional y académica.
 
El jueves pasado se reunieron para entregar su veredicto. Y solo ahí se enteraron de que los periodistas de los tres primeros puestos laboraban en este Diario.  

En el área gráfica, la selección fue más rápida y duró alrededor de tres horas.

María Teresa Ponce analizó las imágenes contenidas en alrededor de 30 carpetas presentadas.

Los criterios para la selección fueron de tipo técnico, de contenido y de edición.

“Se pedía una historia noticiosa de trascendencia nacional, mas no un hecho cotidiano. (El enfoque) no era por lo documental sino por lo periodístico. Era indispensable que las fotografías   cuenten una historia completa. En la mayoría de los trabajos la secuencia en la edición no fue clara”.

“La que cumplió con todos los requisitos en cuanto a ser una historia actual ganó”, dijo Ponce.

Ella reiteró su independencia como miembro del jurado. Una muestra es que ayer se enteró de que el ganador de la categoría de
Periodismo Gráfico trabaja   en EL COMERCIO.

“No lo sabía, recién me entero”, manifestó   Ponce  ayer, pues estuvo de vacaciones.

Andrade es la única que integrante del jurado que no estará hoy en la premiación, pues a la misma hora recibirá un reconocimiento académico en la universidad guayaquileña  donde labora.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)