25 de abril de 2017 00:00

Un delator fue dueño de empresa que pagó sobornos en el Ecuador

Entre el 16 y 17 de febrero pasado, 10 fiscales de la región se reunieron en Brasilia (Brasil), para analizar el tema de Odebrecht e intercambiar información al respecto. Foto: Fiscalía

Entre el 16 y 17 de febrero pasado, 10 fiscales de la región se reunieron en Brasilia (Brasil), para analizar el tema de Odebrecht e intercambiar información al respecto. Foto: Fiscalía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 138
Triste 2
Indiferente 5
Sorprendido 13
Contento 36
Redacción Seguridad. EFE (I)

El lunes 24 de abril se conocieron nuevos detalles en torno a la empresa a través de la cual se pagaron los sobornos del caso Odebrecht. La Fiscalía ecuatoriana identificó a Klienfeld Consulting Corp, como la firma que se encargó de transferir esos recursos ilegales.

Esta compañía offshore, asentada en Panamá y representada por Mossack Fonseca, era de propiedad de Ricardo Trombeta, uno de los delatores del caso Lava Jato.

Pero los sobornos entregados a funcionarios de América Latina también se hicieron a través de otras dos ‘offshore’ con sede en Antigua y Barbuda. Se trata de las compañías Constructora Internacional del Sur y Consorcio Iirsa Norte. Esos nombres aparecen en el expediente que la Procuraduría de Paraná (Brasil) abrió tras la operación Lava Jato. En esa ciudad se indaga a 77 directivos de Odebrecht.

Constructora Internacional del Sur fue inscrita en el Registro Público de Panamá desde octubre del 2006 con USD
10 000 de capital social y operó hasta el 18 de agosto del 2014, fecha en la que fue disuelta.

Su agente residente inicial era PMC International Legal Services, del bufete de Ernesto Chong de León.

Tres años después, en el Gobierno de Ricardo Martinelli, el 21 de julio del 2009, en una sesión de accionistas se nombró al agente Patton, Moreno & Asvat, cuyo representante es Francisco Martinelli, primo del exmandatario.

El firmante de una de las cuentas de esta empresa, que ya fue identificada en Panamá, era Olivio Rodrigues Jr., quien ha sido identificado por las autoridades brasileñas como un operador de lavado de activos, enlace entre Odebrecht y el Antigua Overseas Bank.

Las investigaciones señalan que esta constructora era una intermediaria que sirvió a los ejecutivos de Odebrecht y de Petrobras como puente para transferir recursos a políticos de Ecuador, Perú y Panamá.

En tanto, los abogados Jürgen Mossack y Ramón Fonseca Mora salieron ayer de la cárcel bajo fianza. Los dos juristas, del consorcio Mossack-Fonseca, estuvieron detenidos preventivamente desde febrero por su presunta implicación en el caso Lava Jato, informó una portavoz. “Ya salieron, dijo escuetamente la fuente a EFE.

En su cuenta de Twitter, Ramón Fonseca, publicó un mensaje expresando “Gracias a Dios y a mi Virgencita por habernos librado a Jürgen y a mí de un encierro injusto y cruel. Falta Edison”, en referencia al tercer abogado, Edison Teano, que todavía se encuentra en prisión por una anterior apelación contra su liberación.

Fonseca agrega que “ahora que el Tribunal Superior nos confirma con su fallo que no está de acuerdo con los criterios emitidos para mantenernos detenidos, voy a seguir dedicando todas mis energías a restaurar nuestro buen nombre injuriado durante más de un año por pseudo periodistas cuya única investigación fue robarse nuestra base de datos”, sostuvo en Twitter.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (32)
No (6)