4 de abril de 2015 20:56

Las reservas de arroz se agotan en las piladoras

En la piladora Arrocesa, ubicada en la vía Durán-Yaguachi, se enfunda el arroz para comercializarlo bajo diferentes marcas. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

En la piladora Arrocesa, ubicada en la vía Durán-Yaguachi, se enfunda el arroz para comercializarlo bajo diferentes marcas. Foto: Mario Faustos/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 12
Washington Paspuel
Redactor (I)

En los silos de las piladoras asentadas a lo largo de las carreteras que conducen a los cantones Jujan (Guayas), Babahoyo y Quevedo (en Los Ríos) se espera con avidez la cosecha de invierno de arroz, la primera y más rendidora del año.

Esta cosecha llegará con un retraso, de apenas, un par de semanas. La recolección del arroz suele empezar a principios de abril, pero este 2015 está prevista para mediados de mes.

El retraso es consecuencia de un tardío aparecimiento de las lluvias invernales, las que marcan el inicio de la siembra en las tierras que dependen de las precipitaciones y no de los sistemas de riego.

El retraso de la cosecha tomó a las piladoras, las empresas que se dedican al almacenamiento, procesamiento y comercialización de la gramínea, con sus inventarios agotados.

¿Qué llevó a la industria a quedarse sin suficientes provisiones del grano? Javier Chon, presidente de la Corporación de Industriales Arroceros del Ecuador (Corpcom), asegura que fueron dos años seguidos de bajas cosechas. Esas recolecciones fueron inferiores al promedio anual en 2013 y en 2014.

La Corpcom agrupa a 42 piladoras, las que absorben el 60% del mercado, según el gremio. La cosecha de invierno promedio en el país es de 440 000 toneladas, pero según la Corpcom en el 2013 fue un 20% menor; y en el 2014, un 26%, debido al exceso de lluvias y a las plagas. Ese déficit de arroz dejó a las piladoras con menos reservas de las que preveían.

El sector espera que la cosecha invernal, que culmina en junio de este año, arroje unas 215 000 toneladas. En total, sumada la producción de verano, prevén que supere las 600 000 toneladas al cierre del 2015.

Para los industriales, esa escasez de reservas de arroz en los silos fue la que provocó el proceso especulativo que se registró en los mercados.

El precio de sustentación del quintal de arroz es USD 34,50. Este valor recibe el productor por un grano con 20% de humedad y 1% de impurezas.

Diego Valero, jefe de Producción de la comercializadora Arrocesa, en la zona de Jujan, explica que mientras mayor es el grado de impurezas, menor es el precio que recibe el productor. Esta piladora tenía pocas existencias en sus silos.

Debido a la escasez, en marzo los industriales compraban el quintal muy por encima del precio oficial. En zonas de Babahoyo, por ejemplo, se pagó el quintal por sobre los USD 40.

El proceso especulativo condujo al Ministerio de Agricultura y Ganadería a actuar en la cadena de venta del producto. Lo hizo a través de la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA), con la venta directa de parte de sus inventarios, desde finales de marzo, en ferias populares de cinco ciudades.

La UNA seguirá vendiendo la gramínea en presentaciones de quintal y de fundas de dos kilos hasta mediados de abril, según informó la entidad.

El ministro de Agricultura y Ganadería, Javier Ponce, aseguró el pasado 30 de marzo, durante una reunión en Guayaquil, que el precio ya se había estabilizado. “Siempre antes de la cosecha se produce especulación. La UNA venderá directamente hasta que salga la cosecha de abril”. Antes del inicio de la recolección también se reúne el Consejo Consultivo del Arroz para definir el nuevo precio.

Venta a Colombia

Luego de dos años, Ecuador volverá a exportar arroz a Colombia, su principal comprador. En enero pasado, el país vecino se comprometió a comprar 80 000 toneladas. En principio, Ecuador espera negociar 140 000 toneladas.

Colombia no adquiría arroz ecuatoriano bajo el argumento de que su industria tenía suficiente inventario. La negociación del contingente de arroz se empezó a instrumentar y los industriales ecuatorianos esperan que desde mayo próximo salgan los primeros cargamentos hacia el vecino país.

“La industria colombiana tiene un mecanismo de asignación porcentual de cupos de arroz. Sabemos que ahora están asignando cuánto le corresponde”, menciona Chon, cuyo gremio participará en la oferta de arroz para Colombia.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (3)