18 de December de 2009 00:00

Las deducciones disminuyen su declaración de la renta

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con el fin de año llega también el  cierre del ejercicio fiscal de 2009. Diciembre es un mes propicio  para tomar decisiones que nos ayuden a reducir la factura fiscal.



Más por vivienda

Cada año hay  una serie de deducciones denominadas autonómicas que dependen de la comunidad autónoma de residencia. 

Estas deducciones  difieren entre las comunidades pero en la mayoría existe alguna que tiene que ver con el alquiler de la vivienda, eso sí, los requisitos para beneficiarse y el importe de la deducción no son iguales en todas.  

Más información  en www.agenciatributaria.esEs importante recordar que algunas de las modificaciones fiscales anunciadas por el Gobierno -alza del IVA por ejemplo- serán efectivas en 2010, por lo que no afectan en mayor medida a la declaración de la renta de 2009.

No obstante, si usted piensa vender acciones o incluso un inmueble debe considerar que si lo hace antes de que termine el año  tributará menos por las plusvalías generadas  en esa venta.

Además, quien esté planeando comprar lo que será su vivienda habitual debe considerar que el Gobierno tiene intenciones de eliminar las deducciones por la compra de esa vivienda para las rentas superiores a los 24 000 euros  anuales,  a partir de 2011. Tradicionalmente las hipotecas han sido las principales aliadas de los contribuyentes para reducir su factura tributaria.

Es conveniente explicar que actualmente y en general la hipoteca de la vivienda habitual tiene una deducción del 15% sobre la cantidad satisfecha durante el ejercicio.

Sin embargo, usted puede disfrutar de las deducciones por la compra de la vivienda, aún antes de adquirirla. Para esto debe abrir una cuenta denominada ‘cuenta ahorro vivienda’, está da derecho a una deducción del 15% de las cantidades depositadas durante el año. Para aplicar la deducción en la declaración de 2009 la apertura de la cuenta debe realizarse antes de que termine el año.

Otra forma de reducir su factura fiscal es a través de la aportación que realice a planes de pensiones. El importe máximo de aportación que se toma en cuenta para la reducción depende de la edad y características del contribuyente. En torno a los planes de pensiones es importante señalar que si bien sirven para reducir en renta el año en que se aporta, cuando se hagan efectivos  tributarán como un rendimiento más, por lo que en definitiva sirven para aplazar la tributación.

Existen otros supuestos que tienen asociadas deducciones, este es el caso de la ‘cuenta ahorro empresa’ que tiene por objetivo la constitución de una empresa y da derecho a una  deducción del 15% de las cantidades depositadas durante el ejercicio.

“Este año la declaración de 2008 me la hizo una amiga y no me enteré que había una deducción por el alquiler que pago por mi piso”, comenta el guayaquileño Henry Vargas.

“Para la próxima me informaré bien, pues como están las cosas cualquier forma de reducir pagos es buena, aunque con mi renta de este año no creo que esté obligado a declarar”, añade este compatriota de 37 años que actualmente se encuentra en paro.

La quiteña Jacqueline Román sí pudo deducir el alquiler de su vivienda.

“Yo pensaba que debido a que tengo 40 años no se incluía el alquiler en la declaración pero un amigo me informó que sí se podía y lo hice. Además, en julio de 2008 abrí una cuenta de ahorros, pues aspiro a comprarme un piso, en la declaración de este año al principio me salía a pagar pero al incluir la cuenta vivienda me devolvieron 400 euros”, señala la ecuatoriana.

Recuerde que  si en un momento dado se pierde el derecho a la deducción hay que devolver lo deducido más un interés por demora que depende del tipo de interés legal.

‘Pensar en corto y largo plazos’

“En un plan de pensiones se debe invertir solamente lo que no se va a necesitar porque hay que tener claro que los beneficios de ese plan únicamente se harán efectivos por enfermedad, paro o  jubilación después de los 65 años... una inversión a largo plazo”, señala  Purificación Moreno López,  asesora  fiscal y socia del despacho Benito Moreno Asociados. “Si una persona tiene ahorros  podría invertir en este tipo de planes... y de esa forma rebajaría su cuota fiscal para el ejercicio 2009”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)