30 de agosto de 2014 09:05

Decenas de mujeres yazidíes “vendidas” a combatientes de los yihadistas del EI en Siria

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 34
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 1
Contento 0
AFP
Beirut

Decenas de mujeres yazidíes capturadas en Iraq por los yihadistas del Estado Islámico (EI) han sido obligadas a convertirse al islam y “vendidas” para ser casadas por la fuerza en Siria con combatientes de este grupo yihadista, informó una ONG.


El EI, que siembra el terror en los territorios que controla en Iraq y en Siria, “repartió entre sus combatientes a 300 niñas y mujeres de la comunidad yazidí que habían sido secuestradas en Iraq durante las últimas semanas”, informó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

“Entre estas 300 mujeres, al menos 27 fueron "vendidas y casadas" con miembros del EI en las provincias septentrionales de Alepo y de Raqa y en la de Hasaka (nordeste)", informa la ONG, que cuenta con una red de fuentes civiles, militares y médicas en Siria.

Cada mujer fue vendida por 1 000 dólares, tras haber sido convertida al islam”, precisó.

Los yazidíes son una comunidad kurdófona no musulmana.

El OSDH desconoce si las demás mujeres fueron vendidas y forzadas a casarse, pero asegura que son consideradas “prisioneras de guerra”.

Precisó que hace tres semanas, dignatarios árabes y kurdos de la provincia de Hasaka intentaron liberar a estas mujeres ofreciendo dinero a los yihadistas con la excusa de que querían casarse con ellas, pero el grupo extremista lo rechazó.

El OSDH denunció “la venta de estas mujeres tratadas como si fueran bienes materiales”.

El 12 de agosto, el relator especial de la ONU sobre la libertad de religión y de creencias Heiner Beilefeldt dijo que se tenía noticia de ejecuciones y secuestros de cientos de mujeres y de niños por el EI, y de casos de mujeres vendidas a combatientes de este grupo ultrarradical.

Los refugiados yazidíes en Iraq lo confirmaron.

El EI sigue una versión del islam denunciada por la mayoría de las corrientes islamistas. Tanto en Siria como en Iraq multiplica las decapitaciones, las lapidaciones e incluso las crucifixiones contra los que considera sus enemigos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)