31 de July de 2009 00:00

Debo pronunciarme

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Rodrigo Fierro Benítez

Mis vacaciones se vieron mutiladas pues debía presentar una ponencia en el Congreso Sudamericano de Historia y porque no podía dejar pasar un día más sin manifestar mi solidaridad con Guadalupe Mantilla, Directora de EL COMERCIO, diario independiente en el que soy articulista de opinión al que nada ni nadie limita su libertad de expresión.

Mi solidaridad con Guadalupe Mantilla ante los embates del Presidente de la República es de principios.  Para mí, ahí están mis artículos, la libertad de opinión y de expresión es uno de los derechos básicos tan fundamentales como los que aluden a la salud, la educación, el trabajo y la vivienda. 

Eso de ‘el buen vivir’, bandera de la revolución ciudadana, sin libertad de opinión y de expresión, concluiría por ser un infierno incompatible con la naturaleza humana.  ¡La maravilla de pensar! El portento que significa en el campo de la evolución que de las ideas al hombre le sea dado expresarlas por medio del lenguaje oral o escrito, tiene tales implicaciones como que los imperios creados por los déspotas cayeron como castillos de naipes ante el poder de la palabra. 

Son los razonamientos que a los librepensadores les lleva a rechazar la posibilidad de que las actitudes autoritarias de los gobernantes sean el inicio de aquellos infiernos en los que se convirtieron los paraísos prometidos.

Cuando me instauraron un juicio penal por un artículo de opinión conté con la solidaridad y la defensa inclaudicables de la señora Mantilla, a la cabeza de los directivos de EL COMERCIO. 
Alfredo Negrete, a cargo de los editoriales, fue el mejor abogado que pude haber tenido.  Supieron enfrentarse con dignidad y firmeza extremas, a uno de los personajes más poderosos del Ecuador contemporáneo. 

Potenciaron mis energías como para no pedir perdón ni huir del país y prepararme tranquilamente para ir a prisión, desde donde continuaría escribiendo mis artículos de hombre libre en un gran diario, EL COMERCIO, ese amparo sin cortapisas del pensamiento independiente.

¿Llegará Rafael Correa a percatarse que sin libertad de opinión y de expresión cuanto se propone en beneficio del país apenas será flor de un día?

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)