10 de septiembre de 2014 00:05

Tres temas fueron clave en el debate sobre los defensores de audiencias

Luis Pachala (d) conversa con Fernando Cedeño, presidente de la Consejo de Participación. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO.

Luis Pachala (d) conversa con Fernando Cedeño, presidente de la Consejo de Participación. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Redacción Política

El reglamento para los Defensores de Audiencias estaría listo en dos semanas. Así lo espera Fernando Cedeño, presidente del Consejo de Participación Ciudadana (Cpccs). El Pleno del organismo se reunió ayer, 9 de septiembre del 2014, para debatir, en primera instancia, el proyecto de reglamento de selección de quiénes se encargarán de esa función en los medios de comunicación a nivel nacional.

El documento fue aprobado por unanimidad por los cinco vocales, luego de dos horas de debate y revisión de las propuestas. El Pleno acogió también la sugerencia del consejero David Rosero sobre la veeduría ciudadana del concurso. La convocatoria para la seleccionar a los observadores se publicará este domingo, 14 de septiembre a través de tres medios nacionales, aunque quedaron en definir estos aspectos.

Antes de iniciar el debate, Cedeño aclaró que discutirían la primera versión de la normativa, que fue presentada por su consejería. Y dejó de lado la propuesta presentada por Mónica Banegas, vicepresidenta del organismo, quien no participó en la sesión, sin que se aclarara los motivos de su ausencia.

Este segundo documento fue el que se socializó con los representantes de los medios de comunicación, a finales de agosto. Y de ese taller salieron la mayoría de propuestas para modificar el proceso de selección. Porque, como lo constató la Secretaría del organismo, de la ciudadanía no se obtuvieron observaciones específicas. La socialización del Cpccs se hizo solamente por vía digital.

Entre los principales puntos del debate de ayer estuvieron las fases del concurso y el perfil del defensor de audiencias y lectores. Cedeño propuso que se retome la fase de oposición, es decir la prueba de conocimientos, pero que se la agilite. Por ejemplo, que se seleccione a unos cinco o seis docentes, de universidades que tengan posgrado en comunicación, para que hagan las preguntas de la prueba.

Esta fase no consta en ninguna de las versiones existentes del reglamento. El argumento de Banegas, cuando fue consultada al respecto, era que ni la Ley de Comunicación ni su Reglamento hablan de un concurso de méritos y oposición, sino solamente de un concurso público. De todas formas, la fase de méritos sí se contempló desde un inicio.

En cuanto al perfil hubo dos posturas opuestas. Por un lado, Luis Pachala pedía que el único requisito sea tener título de bachiller. Y por el otro, Hugo Arias sostenía que es necesario que el funcionario tenga un perfil adecuado.

El argumento de Pachala fue que no se debe pedir más títulos de los que se requiere para ser asambleísta. Tampoco le pareció correcto que se lo limite a especialistas en comunicación o ciencias sociales. Según su forma de ver, el concurso está abierto a todos quienes reciben información de los medios de comunicación. Y, por ende, todos deberían poder postular sin importar su grado de formación.

Arias respondió que son necesarios ciertos conocimientos específicos, por ejemplo, entender de contenidos y de derechos humanos. Para este consejero el nivel de bachiller es insuficiente. Y recordó que con los defensores de los clientes de la banca han tenido “serios problemas” por eso.

Las demás sugerencias fueron en su mayoría de forma. Rosero pidió que se aclare que no solo se recibirá postulaciones de profesionales sino que también se tomará en cuenta los años de labor en los medios. Ya que no todos los trabajadores de la comunicación cuentan con títulos académicos.

Otro punto fue si los postulantes escogerán el medio al que quieren aplicar o si al final del concurso se los sorteará. La consejera Rivera puso los dos escenarios claros. Primero, si escogen el medio podría haber una intencionalidad detrás, pero si se los sortea podría tocarles uno del que no conozcan sus contenidos o temáticas. No obstante, prefirió la primera opción.

De cualquier modo, esto deberá definirse en el siguiente debate. Aunque queda la posibilidad de que si la opción es libre nadie postule para determinados medios.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)