23 de julio de 2015 19:50

Un debate a cuatro voces con Muñoz, Spurrier, Falconí y Dahik

El diálogo empezó a las 10:30 de este jueves 23 de julio, a donde también llegaron estudiantes universitarios, docentes, e invitados de la sociedad civil. Foto: EL COMERCIO.

El diálogo empezó a las 10:30 de este jueves 23 de julio, a donde también llegaron estudiantes universitarios, docentes, e invitados de la sociedad civil. Foto: EL COMERCIO.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 4
Redacción Guayaquil

El auditorio de la facultad de Ingeniería Eléctrica de la Escuela Politécnica del Litoral (ESPOL), fue escenario de debate sobre la coyuntura social y económica por la que atraviesa el país. El evento fue convocado por las autoridades de esta Universidad, bajo el tema 'El Ecuador que queremos'.

En el diálogo estuvieron involucrados Pabel Muñoz, secretario de Planificación y Desarrollo, Fander Falconí, docente de la Flacso y excanciller, Walter Spurrier, analista económico, y Alberto Dahik, ex vicepresidente de la República en la presidencia de Sixto Durán Ballén.

El diálogo empezó a las 10:30 de este jueves 23 de julio, a donde también llegaron estudiantes universitarios, docentes, e invitados de la sociedad civil.

Muñoz inició la ronda de intervención defendiendo las políticas gubernamentales que apuntan, según dijo, a eliminar la desigualdad creada por gobiernos del pasado. Así, el Secretario de Estado, realizó un preámbulo de la crisis de finales de los 90s, y además declaró que los diálogos van más allá de argumentos técnicos y llegan a debatir posiciones ideológicas.

Luego fue el turno de Dahik, quien aseguró que el país atraviesa una etapa de crisis, generada por el excesivo gasto público del Régimen. Dahik comparó la situación actual con la de un incendio, y cuestionó que el Gobierno convoque al diálogo mientras el país “está ardiendo”. El ex Vicepresidente advirtió que en el 2016 la economía tendrá una recesión. Minutos antes, Muñoz había pedido a Dahik que demuestre su impresión del país, luego de su llegada desde Costa Rica, donde el permanecía autoexiliado.

“Vine con Ilusión, pero también con espanto”, fue la respuesta de Dahik. Su comentario provocó que minutos después Muñoz haga una comparación de la deuda pública del actual Gobierno, con la histórica, incluyendo la administración de Dahik.

En tanto, el analista Spurrier afirmó que el Ecuador necesita invertir más en las necesidades básicas, en cuando considera que “poco se ha avanzado” en el tema.

También cuestionó lo que él considera “falta de libertad de expresión”, y se refirió que en Ecuador los ciudadanos que deciden son quienes ocupan cargos públicos.

El exsecretario de Planificación del actual Régimen, Fander Falconí defendió la intervención del Estado en los procesos de desarrollo social. Recalcó que existen cifras que posicionan al Ecuador como el país donde más se han reducido las brechas sociales, y mantiene la estabilidad política.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (1)