18 de septiembre de 2015 00:00

Danza, música y misticismo en Ozogoche

Los campesinos de esta zona del páramo del cantón Alausí se prepararon para recibir a las aves y atender a los turistas que llegarán para observar este fenómeno en las lagunas. Foto: Raúl Díaz para El Comercio

Los campesinos de esta zona del páramo del cantón Alausí se prepararon para recibir a las aves y atender a los turistas que llegarán para observar este fenómeno en las lagunas. Foto: Raúl Díaz para El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 2
Cristina Márquez
(F-Contenido Intercultural)

Septiembre está por terminar y los comuneros de las lagunas de Ozogoche, ubicadas al sur de Chimborazo, esperan la llegada de los cuvivíes. Por eso, este fin de semana se hará el evento más importante del año.

Con danzas autóctonas, teatro, música y una ceremonia, los indígenas rendirán un tributo a estas aves que migran del sur del continente para caer en el agua helada del complejo lacustre y luego morir.

Para los indígenas, ese sacrificio está lleno de misticismo. “Los antiguos cuentan que los pájaros desde las alturas miran algo en el centro de la laguna que les atrae, vuelan en picada hasta caer y mueren”, dice Ángel Charicando, un yachac.

Otros yachacs, como Beatriz Cubi, afirman que el agua tiene poderes medicinales y es milagrosa. “Las enfermedades pueden curarse tomando un baño. Hay que saber qué hierbas mezclar y a qué hora ingresar; de 04:00 a 06:00, por ejemplo, el agua es caliente”.

Cada año centenares de turistas llegan de Guayaquil, Quito, Ambato, Riobamba y del extranjero, para mirar el sacrificio. Este año será la decimotercera edición del festival.

“El objetivo es difundir las prácticas culturales indígenas y fortalecer la identidad de los pueblos, al mismo tiempo que buscamos el desarrollo turístico de las comunidades, es una oportunidad para que puedan promover sus emprendimientos”, afirma Roberto Herrera, director de la Unidad de Turismo del Municipio de Alausí.

De hecho, los comuneros ya preparan los productos, artesanías y prendas de vestir. Se espera que 1 500 turistas acudan al festival para atestiguar la caída y los actos culturales.

En 60 estands, cada familia ofrecerá trucha asada, choclos y habas con queso, papas cocidas y caldos de gallina de campo. En otras carpas se expondrán vestimenta, accesorios y adornos artesanales.

Charicando, quien es el presidente de la Unión de Comunidades Indígenas de Zula Ozogoche, cuenta que el festival es una oportunidad para captar recursos para las comunidades. “Es el evento más importante del año porque es cuando más turistas recibimos en las lagunas. Es la oportunidad para mostrar nuestra cultura y para emprender negocios”.

Algunas familias ofertarán recorridos guiados por los páramos, también paseos a caballo y botes. Estos servicios costarán desde USD 3.

Las actividades se iniciarán este sábado a las 09:00. Una carrera de altura, que recorrerá varias comunidades del páramo, en un tramo de 3 kilómetros, es el primer evento. En la tarde habrá presentaciones artísticas. El domingo será la ceremonia para agradecer a las aves por su sacrificio y a la tierra por la fertilidad. Luego, las delegaciones de 10 comunidades se disputarán el trofeo a la mejor danza autóctona.

El Cabildo invirtió USD 15 000 en la organización y la entrada será gratuita.

No olvide

Utilizar vestimenta  abrigada. La temperatura en Ozogoche está entre los 7 y 11 grados.

Los vehículos pequeños  pueden llegar a las lagunas por una vía lastrada de segundo orden.

La Cooperativa de Transportes Zula hará recorridos desde Riobamba y Alausí.

Para quienes padecen enfermedades cardiacas y respiratorias se recomienda precaución.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)