11 de April de 2010 00:00

La danza latinoamericana brilla en Riobamba

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Sierra Centro

El ambiente deportivo del coliseo Teodoro Gallegos Borja de Riobamba quedó de lado durante tres días. La música y la danza folclórica de cinco países se apoderaron del lugar durante el  XVII Encuentro del Nuevo Mundo del Folclor.

El evento es uno de los más importantes que se realizan durante la conmemoración de los 188 años de independencia de la capital del Chimborazo. Es organizado por la Casa de la Cultura, Núcleo  del Chimborazo.

La cita continúa hoy
La entrada al evento   tiene un costo de USD 7.  Hoy se inicia a las 16:00, en el coliseo Teodoro Gallegos Borja, de Riobamba. Se presentarán las seis agrupaciones, dos de ellas  ecuatorianas.
La Casa de la Cultura  Ecuatoriana, Núcleo Chimborazo anunció que ya está preparando el aniversario número  20 del Encuentro de Folclor. El lema será ‘20 años,  20 países’. Con este fin, y con más de dos años de anticipación, se están haciendo los contactos con grupos de danza de toda la región.

250 exponentes de danza latinoamericana se congregan en estos días para deleitar a un coliseo medianamente lleno. Este año participan 11 agrupaciones de Uruguay, Costa Rica, Perú y Venezuela. De Ecuador bailan los grupos Ñucanchi Ecuador, Equinoccial, Inti Huayra, Avaricos y
Proyección Folclórica.

El viernes, la fiesta comenzó a las 18:00. Cada agrupación danzó por cerca de 15 minutos. Presentaron tres actos.

Los primeros en salir fueron los integrantes del Ballet Folclórico Ñucanchi Ecuador. 12 danzantes y 7 músicos. Ellos representaron el Inti Raymi de la Sierra Centro y del norte del país  que se realiza en cada solsticio. Su personaje principal fue el danzante de Colta, que usaba una pesada y grande delantera de plata con 3 000 monedas.  La música envolvía el lugar al igual que el frío de la noche riobambeña. Los asistentes también bailaban, unos para calentarse, otros porque que les gustaba.

Según Juan Carlos Huaraca, director del Ballet Folclórico, este tipo de  actos son trascendentes  para la cultura ecuatoriana. “De esta forma se da a conocer la identidad y la cultura. Nadie ama lo que no conoce. Hay que difundir  para que amen”.

Para Huaraca cada día son menores los espacios para el folclor y esta es la danza tradicional referente de los pueblos y no se debe perder. Esa noche también se presentaron los grupos de Danza Folclórica Herencia Criolla, de Costa Rica; Esta es mi Tierra, de Perú; Equinoccial, de Ecuador;
Tacuarembó, de Uruguay; y Guazábaras, de Venezuela.

Este último grupo sorprendió con sus tres interpretaciones. En la primera puesta en escena, seis bailarines salieron vestidos como en los años veinte.
Los hombres usaban pantalón negro, zapatos de charol, camisa blanca, tirantes negros y un sombrero blanco adornado con una cinta negra. Las mujeres tenían un vestido corto sin mangas en dos colores alternados. Blanco y rojo, y blanco y negro. Además, usaban mallas nailon con formas de rombos y zapatos de plataforma altos. El cintillo y el peinado con  moño recreaba  la principal característica de esos años. Sonaba la canción New York de salsa. Los ritmos y compases daban un toque picaresco a la presentación.

Anahí Cárdenas, coordinadora del encuentro, dijo que el evento se prepara  con un año de anterioridad. Desde ya están organizando el programa del 2011, que contará nuevamente con el desfile tradicional de los grupos de danza por las principales calles de la ciudad, que este año no pudo presentarse.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)