19 de febrero de 2017 18:30

‘Dalo’ Bucaram jugará indor antes de recibir los resultados en casa

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 5
Sorprendido 0
Contento 0
Elena Paucar
(I)

Prestó un bolígrafo antes de acercarse al biombo de cartón. Y una lluvia de esferos lo rodeó. “¡Que sea azul!”, le gritaban. Hasta que eligió uno. “Esta es, esta es la pluma”, dijo Abdalá ‘Dalo’ Bucaram Pulley frente a las cámaras que ingresaron abruptamente a una de las aulas de la Facultad de Ingeniería en Sistemas de la Universidad de Guayaquil, en el centro de la cuidad.

El candidato de Fuerza Ecuador (FE) llenó en pocos minutos las cinco papeletas que le entregaron en la junta No. 4. Solo su esposa, Gabriela Pazmiño, pudo acercarse con su celular para captar cada detalle del escrutinio.

“Para que recuperemos la paz, para que se erradique la droga de nuestra nación”, gritó mientras elevaba la papeleta para elegir presidente, marcada en el casillero de FE. Luego se acercó a la urna, depositó su voto y elevó las manos al cielo, en una corta oración. Alrededor, militares y miembros del Consejo Nacional Electoral (CNE) intentaron calmar a los simpatizantes que se inmiscuyeron en el salón, entre gritos y aplausos.

Para Bucaram, la jornada electoral de este domingo 19 de febrero del 2017 comenzó con un bolón de queso y chicharrón. Ese fue el desayuno que compartió con su familia. También fue a la iglesia para orar por las votaciones, como comentó mientras se acercaba a su recinto electoral.

El presidenciable planificó llegar a las 10:00, hora que coincide con su número de lista. Pero arribó con unos 40 minutos de retraso. Estuvo acompañado por una mini-caravana, entre simpatizantes, coidearios, candidatos de FE y familiares.

“Reflexionemos en el corazón sobre la decisión que vamos a tomar. Pensemos en nuestros hijos, en el futuro, en el bienestar, en la paz que necesita nuestra nación. Que hoy, de una vez por todas, se erradique el odio, la confrontación, la persecución, la judicalización de la política”, dijo antes de votar.

Bucaram dejó la tradicional camiseta tricolor que puso de moda durante la campaña. Este domingo lució una camisa blanca. Y junto a él estaban algunas figuras del desaparecido Partido Roldosista Ecuatoriano (PRE), que dirigía Abdalá Bucaram Ortiz, su padre. Entre ellos resaltaban Eduardo Azar Mejía y su tío Jacobo Bucaram Ortiz.

Su esposa no se despegó de él. “Hemos vivido esta campaña unidos más que nunca (…). Hemos mostrado un gobierno justo, de familia, donde se le brinda a la mujer el lugar que necesitaba hace ya 10 años”, dijo Pazmiño.

En el país, FE cuenta con un delegado político por cada cuatro Juntas Receptoras del Voto, como aseguró Bucaram. “Y lo ratificamos. Que los resultados sean los que el pueblo exprese en las urnas. Tenemos la fe, la certeza, la tranquilidad de que si se respeta lo que el pueblo ha expresado en las urnas habrá sorpresas”.

El líder de FE recibirá el informe del escrutinio en su casa, en el norte de Guayaquil. Antes, junto a su equipo de trabajo, jugará un partido de indor fútbol, entre las 13:00 y las 15:00, en la cancha de su domicilio. “Yo voy a procurar no emitir mayores comentarios hasta no ver qué realmente está sucediendo. Eso me enseñó el deporte: uno gana o pierde en la cancha”, comentó.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)