11 de January de 2010 00:00

El currículo actualizado llega a los maestros del país

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Guayaquil
sociedad@elcomercio.com

Llegaron con cuadernos y plumas.   La mañana de hoy, el auditorio del Liceo Cristiano de    Guayaquil   se convirtió en un salón de clases.  Ahí, unos  600 maestros de planteles particulares participaron en la primera jornada de socialización de la actualización del currículo para la educación básica.

Atentos y en silencio, los educadores  conocieron  los ajustes  al modelo  educativo, que se aplicarán desde  septiembre de 2010 en la Sierra (de primero a séptimo de básica)  y en   2011 en la Costa (de primero a décimo).

La viceministra de Educación, Gloria Vidal, aseguró que como base se tomó en cuenta la reforma curricular de 1996.   De ahí que no se trata de un nuevo modelo, sino de una actualización.

El modelo de 1996, que  estuvo vigente  por   13 años, entró a revisión en 2007.  A   través   de una evaluación,  que   cubrió  el 14% del sistema educativo, se llegó a una conclusión:  la reforma  curricular no llegó al aula.

Por  ello  se  plantearon   modificaciones.  “Descubrimos que el  error no estaba en la concepción del  currículo, sino en la forma en que se llevó a la práctica”.

Los   cambios se aplicarán en cuatro áreas: Matemática, Lengua y Literatura, Ciencias Naturales y Estudios Sociales. 

A través del ‘mesocurrículo’, como se conoce a esta  actualización,  se busca cambiar el paradigma tradicional,  ligado a la  memorización. Ahora se propone   valorar el razonamiento   y  la capacidad para aplicar los   conocimientos a la vida  cotidiana.

Por ejemplo, en matemática no solo se valorará la rapidez para resolver  un problema, sino cómo se aplica el pensamiento lógico para solucionar problemas de la vida real.   En lenguaje no solo se  fomentará el aprendizaje de reglas gramaticales,  sino también  la  capacidad de interacción y el gusto por la lectura. 

El análisis del currículo estuvo a cargo de 13 especialistas. Su reestructuración duró   11 meses.

Como primer paso se identificaron cuatro problemas básicos.   Con la ayuda de un proyector, Pablo Cevallos, subsecretario de Calidad Educativa,  mostró cada uno de los inconvenientes.
La falta de articulación  entre los modelos de enseñanza de los 10 niveles y la falta  de  evaluaciones  para medir la calidad educativa son parte de los   problemas.

“Ya planteamos las soluciones. Ahora estamos programando cursos para que los maestros, también los públicos, conozcan los cambios”, señaló Cevallos.

Para resumir  las casi   600 páginas de los 10 currículos actualizados, Susana Araujo, directora Nacional de Currículo, presentó sus  ejemplos.  Desde  el podio,  planteó un objetivo para quinto año en    matemática:   “Aplicar  estrategias de  conteo    con  números   de  hasta  seis  cifras  para  resolver problemas de la vida cotidiana”.

En los asientos, los maestros   tomaban apuntes. Algunos, como Blanca Cornejo, vicerrectora de la Unidad Educativa María Mazzarello, hicieron sus propuestas. “Hay   falencias en cuanto a    destrezas. Se debe trabajar más en el saber hacer y en el saber ser”.

Roberto Briones, presidente de la Federación de Establecimientos Particulares de Educación Laica de  Guayas, sostuvo que varios planteles privados ya aplican los cambios. Y sugirió que el plan se comience a aterrizar en la educación pública. 

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)