15 de November de 2009 00:00

La cultura, exonerada de impuestos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cultura
cultura@elcomercio.com

Las tres propuestas de Ley mencionan la exoneración de impuestos para  la  producción cultural.  Tanto el proyecto de la Casa de la Cultura  como el de la Coordinadora Cultural País registran el tema en un párrafo como una consideración amplia.
 
La CCE menciona la creación de “incentivos” y  exoneración de impuestos  en la importación y la exportación de bienes.  La Coordinadora Cultural País también observa esa exoneración para  personas naturales, siempre que sus actividades sean  de interés público y sin fines de lucro.

El proyecto del Gobierno, en cambio, dedica todo el capítulo III a la Dinamización de las industrias culturales. En aquel texto se establece  un sistema de exoneración específico para las personas o instituciones que hagan donaciones para proyectos que atiendan ámbitos  prioritarios (determinados como tales por el Ministerio de Cultura).

En ese proyecto también se menciona una exoneración del Impuesto a la Renta, en los tres primeros periodos fiscales, para empresas y organizaciones de carácter lucrativo que se dediquen exclusivamente a la producción de bienes  culturales.

Esta exoneración también se extiende a las empresas que generen estos bienes o servicios en los lugares en los que estos no existan.

Los estímulos para la producción constan en los tres textos

Ley del Ejecutivo



 Ramiro Noriega 
 Propuesta del Gobierno


Art. 40  .- Serán deducibles de la base imponible del Impuesto a la Renta las donaciones (...)  a favor de proyectos que atiendan ámbitos prioritarios (...).  Se aceptará la deducción de hasta el 80% del monto de la donación en el caso de las personas naturales y de hasta el 40% del mismo monto en  las personas jurídicas.
 
Art. 41   Estarán gravadas con tarifa cero del IVA, aranceles y demás tributos que gravan la importación, exportación, fabricación y venta de insumos y materias primas destinados a la producción nacional artística y cultural, y actividades de protección del patrimonio (...).

Ley de la CCE



 Marco Antonio Rodríguez Propuesta de la Casa de la Cultura

Art. 18   El Sistema Nacional de Cultura propenderá al desarrollo de industrias culturales interdisciplinarias, creando incentivos en el régimen tributario y en la exoneración de impuestos en la importación y exportación de bienes culturales.
Art 4.    El Sistema Nacional de Cultura cumplirá con los siguientes objetivos.  Fortalecer la institucionalidad cultural, la defensa del patrimonio cultural, el desarrollo de las industrias culturales.

Ley de C.C. País



 Propuesta de la Coordinadora Cultural País

Disposición  General.   Las instituciones estatales que forman parte del Sistema Nacional de Cultura están exentas del pago de aranceles, tasas, impuestos y tributos especiales en la importación de todos los instrumentos, materiales y otros elementos de producción cultural y artística.  Las personas naturales y jurídicas que formen parte del Sistema Nacional de Cultura gozarán de estas exenciones en atención a la realización de actividades culturales permanentes o temporales, sin fines de lucro, y calificadas como de interés público por el Ministerio de Cultura.

Punto de vista
Gonzalo Jaramillo / artista visual

 Hay que buscar un proyecto  sostenible

Al revisar los tres proyectos de ley, podemos apreciar que el  presentado por el Ministerio de Cultura es el único que conlleva un sistemático procedimiento para la recaudación de fondos económicos.
Por otro lado, ninguno de los tres proyectos en mención permite la visibilización de un mecanismo idóneo, eficiente y equitativo para la distribución de dinero en temas relacionados con la cultura hacia los distintos lugares y sectores del país.
Lo que se espera de una ley es que sea la norma  que  refleje el precepto de autoridad a ser acatado, en beneficio de todas y todos, para ello hay que buscar un proyecto consensuado que sea viable y sostenible.

Punto de vista

Mauro Cerbino / investigador y académico

La cultura debe gozar de deducciones

Partiendo de la consideración que la cultura representa un sector estratégico para el desarrollo de la ciudadanía y de la nación, resulta alentador que el proyecto de ley contemple un capítulo específico sobre exoneración tributaria a favor de la cultura.

Para el fomento y la consolidación del emprendimiento cultural (no   transnacionales del entretenimiento), para favorecer la creación simbólica y el arte es necesario que el Estado no solo sostenga económicamente estas actividades, sino que renuncie a la tributación respectiva e implemente un sistema de deducciones para personas naturales y jurídicas que  decidan aportar a la cultura con recursos económicos.

Punto de vista
Felipe Ogaz  / activista cultural

La cultura no puede ser mercantilizada

La cultura es una construcción social que permite la supervivencia humana.  Y, bajo ningún punto de vista, debe estar  mercantilizada.

Existe la necesidad de generar una organización popular que permita un cambio inmediato de las relaciones de producción, ligada precisamente a nuestra supervivencia y no a la acumulación de capitales. Así los planteamientos sobre exoneración de impuestos y creación de industrias culturales propuestos deberán ser muy cuidadosos en términos de establecer una diferenciación entre aquellos que reciben sus beneficios, para enriquecer nuestras posibilidades de supervivencia y aquellos que hoy acumulan capital oponiéndose así a la vida.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)