30 de mayo de 2017 00:00

Cambios en cuentas del BCE se aclararán en una semana

En su primera intervención con la prensa, De la Torre quiso tranquilizar a acreedores de deuda, al señalar que pagarán sus compromisos. Foto: Alfredo Lagla/EL COMERCIO

En su primera intervención con la prensa, el ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, quiso tranquilizar a acreedores de deuda, al señalar que pagarán sus compromisos. Foto: Alfredo Lagla/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 30
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 5
Sebastián Angulo
Redactor (I)
[email protected]

El ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, se comprometió ayer, 29 de mayo de 2017, a aclarar los dos movimientos en los balances del Banco Central del Ecuador (BCE) ocurridos el 12 y el 19 de mayo pasados.

La semana pasada, el Gobierno pagó parte de su deuda al BCE. Las obligaciones del Fisco con la entidad pasaron de USD 5 866 millones a 3 728 millones. Es decir, se cancelaron 2 137 millones, según el último Boletín Monetario Semanal del BCE.


Sin embargo, a la par, en el mismo documento -que fue retirado horas después de su publicación- se observa un incremento en una cifra similar, - USD 2 146 millones- en los activos no financieros del BCE.

Durante el primer conversatorio con medios que el presidente de la República, Lenín Moreno, realizó ayer junto a su Gabinete, la prensa consultó si el aumento de activos no financieros se refiere a una entrega de acciones de bancos estatales. El Ministro de Finanzas no afirmó ni desmintió esa información.

También explicó que los depósitos que tienen los bancos en el BCE constituyen una fracción muy pequeña del total de los recursos del sistema financiero privado. “Lo que hacen las entidades financieras con sus depósitos es conceder crédito y solo una parte, que se considera encaje, está en el Banco Central”, señaló.

El Ministro sostuvo que actualmente las entidades financieras tienen más recursos que el encaje requerido en el BCE y eso es una muestra de “una gran confianza” que tienen los bancos en la entidad. Sin dar mayores detalles, el funcionario dijo que informará sobre los movimientos del balance del BCE en los próximos días.

En su primera intervención con la prensa, De la Torre quiso tranquilizar a acreedores de deuda, al señalar que pagarán sus compromisos. “Ecuador mantendrá el cumplimiento estricto de los compromisos internacionales adquiridos”.

El anuncio del titular de la Cartera de Estado se alinea con la política económica que el anterior Gobierno mantuvo al concluir su mandato.

A un mes de dejar su cargo, Patricio Rivera -anterior ministro de Finanzas- viajó a EE.UU. e Inglaterra para reunirse con tenedores de bonos. En los encuentros se informó que Ecuador requiere USD 12 500 millones en financiamiento para este año.

El Gobierno señaló que baraja, al menos, cinco fuentes de financiamiento en el 2017. Deuda interna, multilaterales, preventas petroleras, China y emisiones de bonos.

Ayer, De la Torre añadió que se evalúan posibilidades de financiamiento que les permitan “plazos más largos y tasas de interés más convenientes” para sustituir otra deuda de corto plazo y más cara.

En esa misma línea, el presidente de la República, Lenín Moreno, sostuvo que cuando vino el presidente de China, Xi Jinping, le planteó la posibilidad de refinanciar deuda. Además, comentó que ya existe un acercamiento con el Banco Mundial para conseguir financiamiento.

Las declaraciones de De la Torre, aseguró Santiago Mosquera, profesor de la USFQ Business School, son las de “un Gobierno responsable que sabe que tiene que acudir en el corto o mediano plazo a los mercados internacionales”.

Ecuador mantuvo relaciones con los organismos internacionales en el anterior Régimen, dijo Mosquera, pero el anuncio de Moreno da cuenta de que el acercamiento a los multilaterales se acelerará en el actual período.

En ese escenario, el catedrático ve posible y viable un acercamiento con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Las declaraciones, tanto de Moreno como de De la Torre, señaló Walter Spurrier, director de Análisis Semanal, pueden contribuir a bajar el riesgo país para una nueva posible emisión de bonos soberanos.

El riesgo país es un indicador que refleja las posibilidades de un país de cumplir con el pago de su deuda externa. Desde el 25 de mayo, el indicador se mantiene en 658 puntos.

En contexto

Desde octubre del 2014 el Banco Central del Ecuador comenzó a inyectar liquidez al Fisco a través de préstamos rápidos. El Gobierno busca financiamiento en mejores condiciones para sustituir deudas u obligaciones caras y de corto plazo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)