21 de December de 2014 21:02

Cuenca es la urbe con menos pérdidas de agua

El Gobierno anunció que cobrará a los municipios por el consumo excesivo del líquido. El técnico Franklin Sarmiento detecta las fugas de agua.

El Gobierno anunció que cobrará a los municipios por el consumo excesivo del líquido. El técnico Franklin Sarmiento detecta las fugas de agua.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Lineida Castillo

El Gobierno anunció hace un mes que desde enero próximo cobrará a los municipios cuando excedan el consumo de agua potable. El objetivo es controlar el robo y desperdicio del líquido vital en el país.

La propuesta incluirá un cálculo de consumo razonable de agua por persona y por metro cúbico, de acuerdo con las particularidades de cada urbe. En la fijación de esos valores y las normas a aplicarse trabaja la Secretaría Nacional de Agua.

Si supera el promedio, el excedente se cobrará al respectivo Municipio, y este a su vez a los abonados que gastan en exceso. De esa forma planea actuar la Empresa Municipal de Telecomunicaciones, Agua Potable y Alcantarillado de Cuenca (Etapa).

De acuerdo con un informe de esa empresa, en el país el índice de agua no contabilizada (producida y no facturada) es del 65%. La capital azuaya está por debajo con el 29% y representan pérdidas de USD 2 millones no facturados.

Con ese porcentaje, Cuenca está en primer lugar entre las urbes que más controlan las pérdidas y entre las mejores de América Latina, según el informe. Le siguen las empresas de Quito (33%) e Ibarra (35%).

La cuencana Soledad Bejarano no sabe cuántos metros cúbicos de agua consume al mes, pero paga un promedio de USD 20. En su casa viven cinco personas y le preocupa la propuesta del Gobierno. “Mi familia usa el agua de forma responsable y tenemos prácticas de ahorro”. Entre otras cerrar el grifo mientras se cepilla los dientes o la ducha cuando se enjabona.

Para medir las pérdidas, Etapa cruza los datos entre el líquido de agua que ingresa a las plantas, el que sale y lo que marca los medidores para facturar. Esta empresa está a cargo del suministro de agua potable para el 93% de los 505 000 habitantes del cantón Cuenca.

Tiene las plantas de Tixán, Cebollar, Sústag y San Pedro, que cubren el servicio en la ciudad y existen 117 000 conexiones domiciliarias.

Desde hace 10 años cuenta con la Unidad de Agua No Contabilizada que ejecuta proyectos y campañas educativas para enfrentar las pérdidas.

Un total de 29 técnicos trabajan durante las noches detectando las pérdidas por fugas o conexiones clandestinas. Lo hacen con un equipo llamado geófono, que lo colocan sobre la calzada y amplifica el ruido que genera el agua que escapa de las tuberías por fugas.

En esta tarea estuvo, el pasado martes, el técnico Franklin Sarmiento, en la calle Francisco Moscoso, en las inmediaciones de la Universidad del Azuay. Esa noche y tras cuatro horas de trabajo detectó una fuga. Un promedio 35 fugas y conexiones clandestinas se identifican al mes.

Otra iniciativa es la campaña de concienciación para los estudiantes dentro del Programa de Educación Ambiental. Este año han participado 76 planteles que visitaron las fuentes de captación de El Cajas.

Según Carlos Julio Jaramillo, exdirector de Agua de Etapa y actual gerente de la empresa de Agua de Durán (Guayas), ningún Municipio del país está exento de este problema. “La medida anunciada por el Gobierno no pasará factura a los cuencanos porque la mayoría mantiene un uso responsable; y es positiva porque habrá control sobre el uso responsable del líquido vital”.

Él pone como ejemplo que el 60% del líquido que suministra la empresa de Durán no se contabiliza. En ese cantón, se desarrolla un proyecto para enfrentar esa problemática.

Mauricio Arévalo, coordinador zonal 6 de la Secretaría Nacional del Agua, dice que esta política busca mejorar la distribución del agua y reducir el desperdicio. “Hay que transparentar la captación, distribución y el consumo”.

Esta entidad aún no dispone de una estadística de consumo de agua por Municipio, pero ha reportado casos de empresas que recibieron autorización para un determinado número de litros por segundo y están usando un volumen superior.

En el caso de Cuenca hay otro tema pendiente. El próximo año se analizará un incremento de las tarifas.

Desde hace 13 años, el Concejo Cantonal no revisa el valor que pagan los usuarios y Etapa asume un subsidio de USD
200 000 al mes.

El gerente de Agua Potable de Etapa, Omar Cueva, dice que es impostergable el aumento y trabajan en una propuesta, aunque no mencionó el valor del aumento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)