24 de diciembre de 2017 12:22

El pase del Niño Viajero tiene nuevos actores en Cuenca

Diego Zamora y María Paz Urgilés personifican a San José y a la Virgen María. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Diego Zamora y María Paz Urgilés personifican a San José y a la Virgen María. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 3
Manuel Quizhpe
Redactor (I)

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Con un sol asfixiante, cuya temperatura supera los 26 grados centígrados, se cumple en Cuenca el tradicional Pase del Niño Viajero. Una de las novedades visibles en este domingo 24 de diciembre del 2017, es la presencia mayoritaria de personas adultas, quienes con diferentes representaciones acompañan a sus hijos, nietos, sobrinos…

El desfile por la calle Bolívar se inició a las 10:00, desde el sector de la iglesia de Corazón de Jesús. En las aceras, cientos de transeúntes locales, nacionales y extranjeros, se maravillan con el paso de familias completas que son parte de la tradición religiosa. Unos filman, otros hacen fotos y los demás simplemente aplauden a cada una de los participantes.

Por primera vez, 95 personas del Centro de Atención del Adulto Mayor del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) son parte del Pase del Niño Viajero. Su coordinadora, Karina Celi, contó que recibieron la invitación y no pensaron dos veces para aceptarlo. En este grupo se encuentra una señora de 95 años, quien está acompañada de uno de sus hijos.

Igual ocurrió con el resto de sus compañeras, puesto que sus familiares estuvieron pendientes durante el recorrido, considerando que son parte de una población vulnerable. Se suman 17 integrantes del personal administrativo del IESS, quienes comparten la felicidad con los adultos mayores.

La mayoría viste blusa, sombrero y pollera de la Chola Cuencana. Los hombres están revestidos de cholos.

95 personas del Centro de Atención del  Adulto Mayor del IESS participan en el Pase. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

95 personas del Centro de Atención del Adulto Mayor del IESS participan en el Pase. Foto: Manuel Quizhpe/EL COMERCIO

Una de las participantes, Ana Patiño Ledesma, calificó con una experiencia maravillosa volver después de 40 años a las calles vestida de chola como lo hacía en su niñez y adolescencia. Ella tiene 74 años y está convencida que todo está en la mente para sentirse viva. “La actitud es algo que nunca debemos perder, podemos hacer todo lo nos propongamos”.

La representación de la Virgen María y San José, personificados por Diego Zamora y María Paz Urgilés, también captó la atención de los presentes. Fueron fotografiados y filmados. Ella lleva una imagen grande del Niño Jesús. Ellos desfilan en medio de una calle de honor con jóvenes revestidos de ángeles. Este grupo participa con más de 300 personas, entre familiares y amigos.

Sin duda, este año el Pase del Niño Viajero es diferente a los otros años, puesto que hay más adolecentes, jóvenes, adultos y personas mayores que niños. Ellos están revestidos de cañaris, cholas cuencanas, cayambes, afros, saraguros, otavaleños, negros danzantes… Lo que sí se desterró es la presencia de los héroes de la televisión, como Batman, Superman, que era frecuente en los años anteriores.

Se estima que el desfile de las pasadas concluirá entre las 16:00 y 17:00. Se calcula que por el Pase del Niño Viajero se congregan a lo largo de la calle Bolívar entre 50 000 y 60 000 personas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (2)