23 de June de 2009 00:00

En Cuenca, los padres inscriben hasta en tres colegios a sus hijos para no perder el cupo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Cuenca

En Cuenca conseguir un cupo en uno de los centros educativos de mayor prestigio   es un problema.

La mayoría de planteles no acató la disposición del Ministerio de Educación de inscribir a los aspirantes entre el 15 y el 30 de junio. Este proceso se adelantó, por ello ahora la respuesta recurrente que reciben los padres de familias es “ya no hay cupos”.

La escuela 3 de Noviembre es un ejemplo. En enero del 2008 se realizó la inscripción y para no incumplir la Ley los directivos siguen registrando la demanda de nuevas alumnas. Pero los cupos son limitados.

Por ejemplo, para primer año de básica sobrepasan las 300 niñas anotadas (cinco años de edad), pero solo existen 90 cupos para tres paralelos.

A ese número le restan unos 40 cupos que se entregan directamente para las hermanas de las niñas que estudian allí.

Los 50 cupos restantes saldrán, según la directora Libelia Márquez, de un sorteo público. Para segundo año de básica es más crítica la situación.

Hay 80 niñas anotadas para nueve cupos. Las alumnas de primero de básica que estudian en este plantel tienen el cupo asegurado para el segundo.

El sorteo se realizará hoy día. La maestra Libelia Márquez dijo estar de acuerdo con una sectorización estudiantil porque en su establecimiento hay alumnas de parroquias distantes como Sinincay, Ricaurte, Baños...

La disposición del Ministerio de escoger mediante sorteo a los nuevos alumnos también pone en apuros a los padres de familia. Rosario Villa, de 64 años,  inscribió a su nieto Edison Vizñay, de 14 años, en los colegios Daniel Córdova, César Dávila y Octavio Cordero.

Ella cuenta que lo hizo para asegurar un cupo, “si no resulta favorecido en ninguno no sé qué haré”. La semana anterior la abuela esperó en los exteriores del colegio Octavio Cordero para presentar los documentos de su nieto. En el colegio Manuela Garaicoa las inscripciones fueron hace un mes, pero desde la semana pasada reabrieron el proceso para cumplir con la disposición ministerial. En el Benigno Malo se cerraron las inscripciones el viernes 19 y esta semana se realizará el sorteo.

Entretanto, la directora de Educación de Azuay, Dolores Banegas, solicitó a las autoridades del Ministerio la creación de octavos, novenos y décimos años en 25 escuelas de la ciudad, para atender la demanda educativa. “Garantizo que ningún alumno de primero y octavo de básica se quedarán sin cupo”, dijo la funcionaria.

Lea la noticia completa en la edición impresa de EL COMERCIO, sección Sociedad

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)