13 de mayo de 2015 14:01

La muerte de Damián Peña se investigará por violación de Derechos Humanos

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Lineida Castillo

La investigación por la muerte del estudiante Damián Peña toma otro giro. Este 13 de mayo del 2015, en la audiencia de casación que se realizó en la Corte Nacional de Justicia, en Quito, la Sala Penal dictó la nulidad del proceso judicial desde la formulación de cargos y el caso se investigará por violación a los derechos humanos.

Damian Peña Bonilla falleció el 12 de enero del 2002, a los 16 años, cuando cursaba el tercer año en el colegio César Dávila en Cuenca. Él participaba en las jornadas de protestas estudiantiles en contra del Gobierno de ese entonces, por el alza de los pasajes.

Ese día, los estudiantes se habían concentrado en las inmediaciones de la Universidad de Cuenca, en la avenida 12 de Abril y Agustín Cueva. En ese lugar y durante la refriega entre la Policía y los estudiantes, una bala perdida impactó en el rostro de estudiante y lo mató.

Casi 10 años se extendió la indagación previa. En el 2011 se emitió la instrucción fiscal –bajo la figura de homicidio inintencional- en contra dos de los más de 50 policías que ese día controlaron la protesta estudiantil: capitán Pablo I. y el coronel en servicio pasivo Eduardo S.

Él último fue sobreseído en una apelación, mientras que Pablo I. fue absuelto por el Tribunal Tercero de Garantías Penales de Azuay. Como última instancia, Sonia Bonilla, madre del estudiante, interpuso el recurso de casación que se cumplió hoy en Quito.

En la audiencia estuvieron presentes el Fiscal General, Galo Chiriboga y representantes de Derechos Humanos, Defensoría del Pueblo, Comisión de la Verdad, Sistema de Protección de Víctimas y Testigos. En el 2010, la Comisión de la Verdad y Derechos Humanos judicializaron este caso como ejecución extrajudicial.

Con la resolución de la Sala Penal regresa el proceso judicial a Cuenca y se retomará la investigación desde el inicio. Es decir, se anula la sentencia que declaró inocente al capitán Pablo I. Para Bonilla, con este fallo regresa su esperanza de que la justicia juzgue a los responsables de la muerte de su hijo. “He esperado 13 años y sigo fuerte en esta lucha hasta conseguir justicia”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)