25 de septiembre de 2014 19:45

Dos espacios concentran la venta de artesanías en Cuenca

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 3
Lineida Castillo. Redactora

La oferta de adornos y utensilios artesanales es abundante en la plaza Rotary y el Centro Municipal Artesanal, en el Centro Histórico de Cuenca. Detrás de cada creación hay historia, cultura e identidad.

Los productores se preparan para recibir a los turistas que llegarán por los 194 años de Independencia de la ciudad, que se conmemorarán el 3 de noviembre del 2014. Para atraerlos realizarán actividades especiales como concursos de juegos tradicionales, rebajas, promociones…

El Centro Municipal Artesanal ocupa una casona antigua en las calles General Torres y Presidente Córdova. Hay 84 locales de venta de artículos y adornos en madera, paja toquilla, cerámica, hojalatería, hierro forjado, cuero… Hay piezas decorativas para la casa, las oficinas, los hoteles, los restaurantes...

Artesanías en Cuenca, Plaza Rotary. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

Henry Romero, de 45 años, vende accesorios y prendas de cuero. También tiene un espacio para comercializar adornos de fibras vegetales que producen artesanas del cantón azuayo de Gualaceo.

Muy cerca está el puesto de Arturo Lecca, de 49 años, quien trasladó su taller al Centro Municipal hace un año. Él ofrece materiales didácticos para la motricidad fina y gruesa de los niños como ábacos, rompecabezas, dados…

Este jueves 25 de septiembre del 2014 realizaba los acabados de un ánfora para bingos infantiles. Él afirma que la gente conoce que en este lugar se concentran los artesanos que producen y venden directamente a los clientes. “Eso abarata costos”. Por ejemplo, hay cuadros de cerámica pintados a mano desde USD 8, cuando en tiendas de intermediarios se ofrecen a más de USD 10.

Artesanías en Cuenca, Plaza Rotary. Foto: Xavier Caivinagua/ EL COMERCIO.

Este centro está abierto al público desde hace 15 años y en los últimos tres recibe más afluencia de visitantes, según Marcelo Abril, administrador del lugar. A pocos metros y solo separada por la calle General Torres está la Plaza de San Francisco, en donde se ubica el mercado de los Otavaleños, en donde hay una amplia variedad de ponchos, gorros, guantes, chalinas, bolsos… hechos en diferentes tipos de lanas y colores.

También en el Centro Histórico está la plaza Rotary. Allí, se ofertan artesanías, manualidades, arreglos para el hogar, muebles de madera, artículos en hierro forjado, hojalatería, bisutería… Lauro López es uno de los comerciantes pioneros que ocupa este espacio.

Su puesto está abarrotado de adornos de cerámica y madera. Sus clientes son de Cuenca y de cantones vecinos como Nabón y Girón. Lo más llamativo en esta plaza son los artículos de madera como las cucharas de diferentes tamaños que se venden al por mayor. También hay alcancías, jarrones, moisés, canastas, esteras… Para López, estos espacios, además del respaldo directo a los artesanos, ubica al país como uno de los más ricos en diversidad artesanal.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (3)