14 de abril de 2015 16:54

Cubanos felices con el retiro de la isla de la "maldita" lista terrorista

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP
La HAbana

Los cubanos recibieron este martes 14 de abril con alegría el apoyo del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, al retiro de la isla de la “maldita” lista de países que apoyan el terrorismo, algo que calificaron de “paso valiente”.

“Después de tantos años incluidos en esa maldita lista, el hecho de que Obama nos saque es un gran paso de avance en el entendimiento y también un gran logro de Cuba”, declaró a la AFP la trabajadora privada Natalia Díaz, de 53 años, en La Habana.

“Esta decisión de Obama nos da a los cubanos la medida de que hay seriedad en los pasos que se están dando, y eso claro que a uno lo llena de esperanzas”, agregó.

No ha habido por ahora una reacción del gobierno cubano a la decisión de Obama, quien sostuvo el sábado una histórica reunión con su par cubano Raúl Castro en Panamá en el marco de la Cumbre de las Américas, tras haber iniciado en diciembre un acercamiento para superar medio siglo de enemistad.

La noticia de que Obama dio la luz verde para el retiro de La Habana de la lista del Departamento de Estado de países que apoyan el terrorismo, fue divulgada inmediatamente en Cuba por los medios digitales y por la televisora multiestatal Telsur, que transmite en señal abierta en la isla.

“Esto es superpositivo y un gesto muy valiente de Obama, aunque Cuba jamás debió haber sido incluida en esa lista”, dijo la actriz retirada Glice Fariñas, de 68 años.

Subrayó que “los cubanos esperamos muchas otras cosas, como que Obama nos quite el bloqueo, que también nos ha hecho muchísimo daño”, en referencia al embargo económico contra la isla impuesto por Estados Unidos en 1960.

“Estoy contentísima y solo espero que a Obama no le hagan una maraña en el Congreso”, dijo Olimpia, una filóloga de 55 años.

En una nota oficial, la Casa Blanca informó que la normativa legal determina que el presidente debe informar al Congreso sobre el caso 45 días antes de que cualquier decisión entre en vigor.

En ese período, el Congreso, dominado por los adversarios republicanos de Obama, puede bloquear medidas mediante una resolución bicameral.

La inclusión de Cuba en la lista implica una serie de sanciones contra la isla, como restricción a todo tipo de asistencia por parte de Estados Unidos -incluso a través de organismos internacionales-, el comercio de armas, y al acceso a los mercados financieros internacionales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)