13 de julio de 2016 14:20

Cubanos llegaron al aeropuerto de Latacunga para ser deportados

Personal de Migración y Policía Nacional resguardaron el ingreso del aeropuerto de Latacunga, para verificar la salida de los migrantes cubanos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Personal de Migración y Policía Nacional resguardaron el ingreso del aeropuerto de Latacunga, para verificar la salida de los migrantes cubanos. Foto: Eduardo Terán/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 9
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 120
Richard Cortez
Isabel Alarcón 

A las 13:42 de este miércoles 13 de julio, los dos buses que trasladaban al grupo de cubanos que serán deportados del país, llegaron al aeropuerto Cotopaxi, en Latacunga. Ellos fueron trasladados desde el Hotel Carrión, a las 12:20.

Aún se desconoce a qué hora abordarán el avión que los llevará de vuelta a Cuba.

Una fila de miembros de la Policía Nacional y de la Fuerza Área impiden el paso hacia las instalaciones del aeropuerto. Desde el exterior se pudo observar al grupo de cubanos bajar de los buses.

Durante el recorrido, los buses fueron resguardados por patrulleros y camionetas de la Policía Nacional. Aún se espera información por parte del Ministerio del Interior.

Trasladados con custodia
El traslado de los ciudadanos cubanos que permanecían en el Hotel Carrión se inició pasadas las 12:20. Un contingente de casi 150 policías nacionales custodió y acordonó los alrededores de este predio donde estaban los extranjeros.

Con sus equipajes en mano, hombres y mujeres, ingresaron en dos buses que se encontraban estacionados en las afueras. En menos de 10 minutos se completó este corto desplazamiento. Mientras tanto, familiares, amigos, abogados de los cubanos y activistas de los derechos humanos emitían consignas en contra de esa decisión.

El principal argumento era que no los podían deportar o extraditar mientras está en marcha una apelación a la negativa del hábeas corpus interpuesta por los defensores, para impedir el regreso a Cuba.

Los cubanos, una vez en el interior de los buses, aprovecharon la cercanía a las ventanas para establecer contacto con sus familiares amigos. Uno de ellos cuestionó el proceder de la justicia ecuatoriana en este caso y, al mismo, tiempo precisó que esto no frenará su deseo de llegar hasta territorio estadounidense.

Cinco vehículos y cuatro motocicletas de la Policía Nacional escoltaron a los dos buses que llevaron a los cubanos. Inicialmente, se esperaba que el desplazamiento sea hasta el aeropuerto Mariscal Sucre, en Tababela; sin embargo esta caravana se dirigió al sur de la ciudad. A la altura de la Loma de Puengasí, las motocicletas abandonaron el recorrido que continuó con dirección al sur. Antes de las 13:00 alcanzaron Alóag, en el cantón Mejía.

Juan Pablo Albán, uno de los abogados de los ciudadanos cubanos, precisó que son 45 los extranjeros que quedaban por sacar del país. “Lo que ocurrió hoy es una arbitrariedad más a todo lo que ha pasado. Estaba pendiente una apelación y mientras no se resolviera este pedido no se podía hacer nada dijo”.

Hasta las 13:10 no se conocía de un pronunciamiento oficial por parte de las autoridades nacionales en torno a este caso.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (16)
No (2)