29 de mayo de 2015 19:10

Cubanos esperan más de Obama: eliminar embargo y devolver Guantánamo

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Agencia AFP

Los cubanos se regocijaron este viernes por la exclusión de la isla de la lista estadounidense de países terroristas, pero recordaron al presidente Barack Obama que quedan pendientes el embargo económico y la devolución de la base naval de Guantánamo.

“Si somos (hemos sido) víctimas del terrorismo durante 55 años, cómo vamos a estar en la lista de países que apoyan el terrorismo. Por lo tanto, nunca debimos estar ahí. Entonces creo que es un logro bastante grande”, declaró a la AFP Ezequiel Palacios, un cochero de 54 años que se dedica a pasear a turistas por La Habana vieja.

El gobierno de Estados Unidos informó este viernes en una nota oficial la remoción de Cuba de la lista del Departamento de Estado sobre países que promueven el terrorismo, uno de los últimos obstáculos para que los países restablezcan las relaciones bilaterales.

“Es una noticia muy satisfactoria, verdaderamente (Cuba) nunca debió haber estado en esa lista y ha sido muy impresionante para nosotros y muy necesario para el país”, opinó el pensionado Cecilio Jiménez.

Fernando Martínez, de 75 años, consideró que la exclusión de su país de esa polémica lista “es un paso importante, pero queda mucho por discutir” con Estados Unidos.

“Queda el problema de la base naval (estadounidense) de Guantánamo (en el extremo oriental de la isla), queda el bloqueo (embargo de Washington), y quedan otras cuestiones por discutir”, añadió el anciano.

No todos los cubanos están contentos con la noticia: una excepción es la líder del movimiento femenino Damas de Blanco, Berta Soler, quien dijo el jueves a la AFP en Los Angeles que “es bastante preocupante porque lo que el gobierno cubano está haciendo en este mismo momento es un terrorismo de Estado contra” ese grupo opositor.

Soler agregó que una nueva relación entre Cuba y Estados Unidos “sólo empoderará económicamente al gobierno cubano”, cuando “la que tiene que salir beneficiada es la sociedad civil”.

El gobierno cubano no ha reaccionado a la nota oficial de Washington, que fue reproducida por los medios locales, todos bajo control del Estado, pero el presidente Raúl Castro dijo el 12 de mayo que La Habana y Washington podrían nombrar a los respectivos embajadores a partir de este viernes, cuando expiraba el plazo legal para que Obama eliminara a Cuba de ese listado.

Al informar la noticia, la televisión estatal de la isla destacó que “Cuba nunca debió estar” en esa lista, y el portal oficialista Cubadebate subrayó que la exclusión “pone fin a una larga injusticia”.

El embargo, vigente desde 1962 y cuyo levantamiento Obama ha pedido al Congreso estudiar, y la restitución del territorio de Guantánamo son considerados por La Habana pasos necesarios para la plena normalización de las relaciones con su antiguo enemigo de la Guerra Fría.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)