20 de agosto de 2015 16:24

Con sudor e ingenio cubanos enfrentan la peor sequía en medio siglo

Cuba no abastece de agua potable. Foto: Archivo AFP

Cuba se encuentra en una época de sequía que impide que el agua potable llegue a los hogares de los residentes. Foto: Archivo AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 6
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Cada tarde, después de que regresa a casa desde el trabajo, Jorge López carga varios cubos y botellones en un pequeño carro de mano y camina con él en busca de agua para su familia.

Desde hace seis semanas el agua potable no llega a través de las tuberías a buena parte de las casas de Consolación del Sur, un fértil municipio agrícola de la provincia de Pinar del Río, la más verde y más occidental de Cuba, como consecuencia de la peor sequía en el último medio siglo.

"Nosotros vivimos aquí (...) y no llega el agua", dijo resignado López a la AFP, mientras descargaba su carrito con la ayuda de su esposa.

La Defensa Civil llamó el  a los cubanos a adoptar medidas de emergencia para ahorrar agua ante la severa sequía, que afecta el suministro de agua en los hogares, la agricultura y la industria en toda la isla, debido a la falta de lluvias. "Es evidente la ausencia de lluvias. El nivel de los embalses se encuentra muy por debajo de su capacidad de llenado", advirtió la Defensa Civil.

Como el agua dejó de llegar, en Consolación del Sur hay que salir a buscarla. "Hace un mes y medio que en mi casa no entra agua y llevo una semana exacta viniendo a buscar uno, dos, tres viajes de agua", declaró a la AFP Juan Manuel Cárdenas, mientras llenaba cubos en un grifo público. "El pueblo entero tiene el mismo problema", agregó.

Cada día decenas de camiones cisterna y tractores con un tanque acoplado, hacen fila para cargar agua en la planta del servicio de Acueductos y Alcantarillado en este municipio de 89 000 habitantes.

"Tengo 52 años, pero creo que hace unos cuantos años, lo dijeron (los medios) en estos días, que no hacía una sequía como ésta", dijo a la AFP el conductor Dioberto Alexandrini mientras cargaba 4 000 litros en su camión.

En barrios de La Habana y ciudades de provincia, el agua también se reparte en camiones cisternas, ante la imposibilidad de bombearla por las tuberías debido al bajo nivel de los 242 embalses de la isla.

Cuba posee altas temperaturas todo el año y solo dos estaciones: lluviosa, de mayo a octubre, y seca, de noviembre a abril.

Cuantiosas pérdidas ya se registran en la agricultura y la ganadería, según reportes de prensa, y el problema podría agravarse cuando comience la estación seca en noviembre, si no llueve antes, según la Defensa Civil.

Como Cuba no tiene ríos caudalosos ni lagos, depende exclusivamente de las lluvias. El gobierno comunista ha construido numerosos embalses en el último medio siglo, pero todos se encuentran ahora muy por debajo de su capacidad.

"La sequía que afecta a Pinar del Río (...) es considerada la más intensa de los últimos 50 años", dijo el portal de noticias Cubadebate, precisando que los 24 embalses de la provincia "almacenan solo el 30,84% de agua".

En el embalse "La Juventud", en el municipio Los Palacios, vecino a Consolación del Sur, los periodistas de la AFP observaron a una veintena de vacunos y algunos caballos comiendo hierba en lo que antiguamente era el lecho sumergido.

"Hace más de seis meses que no hay agua (...), porque no ha habido ni ciclón (...). No se puede ni sembrar arroz", indicó Yurislendi Tosca, un ordeñador de vacas de 28 años, mientras observaba el embalse casi vacío.

La única esperanza para un pronto fin de la sequía en Cuba la constituye el huracán Danny, que avanza por el Atlántico hacia las Antillas Mayores, primer huracán de la temporada 2015. Si Danny alcanza Cuba, desataría fuertes lluvias y vientos, lo que en el pasado ha provocado millonarios daños e incluso muertos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)