9 de diciembre de 2014 20:43

Cuatro vías hacia el Aeropuerto están ya disponibles

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 13
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 5
Contento 70
Valeria Heredia T. Redactora
(I) jheredia@elcomercio.com

Después de 22 meses de la inauguración del nuevo Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, ubicado en la parroquia de Tababela, la segunda de las dos vías planificadas está a pocas horas de entregarse. Así, la Ruta Viva se une a la Collas, que ya está abierta al tránsito vehicular desde julio pasado.

A las dos vías se suman la E35 y la Interoceánica. En la primera, los trabajos de ampliación concluirían a fines de mes, con la construcción del intercambiador de Pifo. La segunda entrará en mantenimiento una vez que la Ruta Viva opere.
Con estas cuatro arterias se espera que mejore la movilidad hacia la terminal aérea desde Quito. Se estima que se requieran de 30 a 40 minutos.

Dos días para la Ruta Viva

La Ruta Viva, a cargo del Municipio de Quito, se habilitará este viernes. Lo que implica que los conductores podrán circular por los 12,9 kilómetros de extensión y que van desde la avenida Simón Bolívar hasta Puembo, donde se conecta con la Interoceánica. Aún falta la conexión desde esta parroquia hasta el aeropuerto. Sobre este tramo, el alcalde Mauricio Rodas señaló que este tramo, al que se refirió como la tercera fase, está en licitación.

Desde el viernes se transitará por la segunda fase; es decir, por la parte superior del intercambiador de Lumbisí. A menos de cinco minutos están los dos puentes sobre el río San Pedro, de tres carriles cada uno, iluminados y señalizados.
Luego se alcanza el intercambiador de la Intervalles, a la altura de La S, para luego pasar por los dos puentes sobre el río Chiche, de 314,5 metros cada uno; el más largo del Distrito.
Al final está el intercambiador de Puembo. Se construye un redondel, que distribuirá el tráfico de quienes vienen desde la Ruta Viva y la Interoceánica.
Este recorrido se lo realiza en menos de 10 minutos. Son en total 7,7 kilómetros que se suman a los 5,4 de la primera fase.

En total, la inversión en las dos fases alcanza los USD 300 millones, según la Epmmop. Además que el beneficio será para 200 000 habitantes y circularán 50 000 vehículos.
Gustavo Pérez, de la Junta Parroquial de Tumbaco, aseguró que se mejorará la circulación, ya que se alivia la Interoceánica (22 000 automotores por día).

La otra conexión es la Collas, que va desde la Pana Norte hasta Tababela. Esta obra, ejecutada por el Gobierno central, tiene dos carriles y un parterre central. La inversión alcanzó USD 198 millones y por esta vía transitan 6 000 vehículos.

 

 

La E35 es la siguiente

Este mes, otra de las obras que se entregan es la ampliación de la E35, en el tramo comprendido entre El Colibrí y San Carlos, que incluye la construcción de un intercambiador. Según el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP), hasta la semana anterior, se registraba un avance del 90%. Esta obra tiene una inversión de cerca de USD 168 millones y circulan unos 4 500 automotores que ingresan por la parte sur de la terminal.

Los pendientes

En tres de las cuatro conexiones todavía hay trabajos secundarios por ejecutar. En el caso de la Ruta Viva, las vías secundarias están en ejecución. Son 15 calles que serían entregadas en enero y que mejorarían la conexión en esta zona.
Mientras que en la E35 se espera la edificación de los puentes. Desde El Colibrí hasta San Carlos está prevista la construcción de 22 . Tienen un 40% de progreso. El mantenimiento de la Interoceánica es la próxima obra municipal.

‘Hay que apuntar a vías eficientes’

Mario Villagómez
Catedrático de la Universidad Católica del Ecuador  

Con la construcción de la Ruta Viva, conexión sur, se espera que se mejore la movilidad de las personas que van hacia el Aeropuerto Mariscal Sucre y de los habitantes de esta parte del Distrito. Sin duda esta habilitación es más efectiva y eficiente para la ciudad, ya que cruza por una zona en la que se registra un crecimiento poblacional acelerado.

Cumbayá, Tumbaco, Puembo... se han constituido en polos habitacionales y de desarrollo; por lo que se beneficiará su movilidad. Esto no ocurre con la Collas, por su ubicación. A esto se suman los altos costos invertidos. Pese a esto son dos alternativas positivas para quienes van hacia el aeropuerto de Tababela. En el caso de la E35 es necesario que se le dé una mirada global, ya que no solo es local sino nacional, por lo que es necesario su intervención. La Interoceánica, también, debe estar en la agenda de las autoridades para que sea apoyo de las otras. El reto: la construcción de carreteras urbanas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (28)
No (4)