15 de December de 2009 00:00

Los cruceros reactivan a Manta

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

 Redacción Manta

En  hilera esperaban en el ingreso al puerto de Manta. El chofer  Justino Anchundia   pasaba su franela sobre el parabrisas  de su auto. “A los gringuitos les gustan las cosas limpias y aquí hay polvo”.  Anchundia es uno de los 50 dueños de autotaxis que sirven a los turistas de crucero. 

Según él, en un día bueno solo en propinas recibe  de  USD 40 a 60, aparte está la  transportación. En ocho horas de recorridos entre Manta y Montecristi gana 100.
 
El pasado domingo arribó al puerto manabita el trasatlántico Infinity. Lo hizo con 2 500 personas. 2 000 eran turistas y el resto formaba parte de la tripulación. 1200 visitantes  fueron a Manta, al bosque húmedo de Pacoche, Ciudad Alfaro en Montecristi, al pueblo de artesanos de  arcilla La Pila y al Parque Nacional Machalilla.

Jorge Delgado  es un artesano de Montecristi y vende  sombreros de paja toquilla. Con las ganancias que obtiene durante los seis meses que dura la temporada de cruceros (octubre a marzo) mantiene a su familia. 

“La llegada de  turistas ayuda en Navidad y fin de año porque en esta época el  ecuatoriano compra menos”, dice el artesano Juan Calderón. El domingo pasado, él   vendió USD 700 en  productos de cuero. Llegó a Manta desde Ambato e invirtió 80 en el viaje.
 
Los vendedores de hamacas tuvieron suerte. En el Infinity había  turistas era de origen latino. El mexicano nacionalizado estadounidense, Manuel Rodríguez,   compró hamacas para su casa en Miami. “El precio es más bajo”.

En los siguientes cuatro meses, la agencia South American Tours se encargará  de la logística de 10 cruceros. Desde octubre  arribaron otros cuatro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)