17 de November de 2009 00:00

‘La crítica y la crisis nos fortalecieron’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Cuenca  

Deportivo Cuenca se clasificó a la final del torneo nacional  y obtuvo un cupo a la Copa Libertadores de 2010. ¿Cuál es el balance?

Ante todas las adversidades que  pasamos, la campaña es meritoria. El grupo se adaptó a la crisis económica, demostrando ser buenas personas y responsables futbolistas. Deportivo Cuenca recuperó la identidad futbolística que presentó en el hexagonal final de 2008  y que  tuvimos este año en la  Libertadores.

La mayoría de jugadores coincide que el éxito se basa en la unidad del grupo.  ¿Cómo se consolidó la idea de formar una familia?

Nos unimos en contra de los comentarios negativos de la prensa de otras provincias. Sus críticas y la de los rivales nos fortalecieron  e  hicimos  lo mejor para taparles la boca. Cada partido jugamos con valentía y esa fue la  fortaleza. También pesó   el trabajo del preparador físico Pablo Bravo y del preparador de arqueros Juan  Benítez, del cuerpo médico y de utilería. Los jugadores me dieron la oportunidad de trabajar.

A propósito de comentarios, la semana pasada en Guayaquil se calificó al torneo de 2009 como injusto. ¿Cuál es su punto de vista?

Si el campeonato fuera injusto no estaría Liga de Quito y Deportivo Quito entre los mejores de la temporada, tampoco se ubicaría Emelec entre los cuatro mejores. Hay que analizar toda la temporada. En la cancha y con fútbol, Deportivo Cuenca demostró ser mejor que Emelec, Espoli y Olmedo en este cuadrangular.

¿Se puede comparar al fútbol como una competencia de atletismo donde no importa  lugar que se inicia  sino en el que se  termina?

Sí. En el cuadrangular dos hicimos 12 puntos en los primeros cuatro partidos, pero de nada servía si no rematábamos frente al Olmedo. Si ese rival nos ganaba y en la última fecha perdíamos de local con Emelec nos quedábamos fuera de la final. No clasificamos en la primera fase porque se priorizó la  Libertadores.

El ex técnico del club, Guillermo Duró, habló de una base de 15 jugadores profesionales. ¿Cuántos   manejó desde que asumió el cargo?

La base es de 24 integrantes. A Édison Preciado, Hólger Matamoros, Juan  Paredes, José Granda, John García, que son titulares, se suman alternantes como William España, Fernando Fajardo, Cristian Cordero, Jefferson Nájera... Pocos  les conocían  y por eso se habla que el Cuenca no tiene plantel. Lo que pasa es que no son jugadores de renombre.  La mayoría trabajó conmigo desde la Sub 18, con quienes fuimos campeones nacionales. Fuimos terceros con la Sub 19 y campeones  con la Sub 20. Son parte de un proceso.

¿Usted  se gana un nombre en base a los éxitos y como descubridor de talentos?

Gracias a Dios he tenido la oportunidad de hacer un seguimiento de los jugadores juveniles de otros clubes del país y de allí salieron Matamoros, Preciado, Paredes, España y  otros.

Este año se repitió lo del 2008, cuando renunció el técnico Gabriel Perrone. En septiembre, a dos fechas de finalizar la segunda fase  dimitió  el estratega Guillermo Duró y usted   asumió el mando. ¿Hubo temor?

No. Confío en mi trabajo por la experiencia adquirida como asistente técnico de Perrone y Duró. Además, gané madurez futbolística en mis siete años como técnico de las divisiones menores. Siempre asistía a las prácticas del equipo de primera  y allí asimilada conocimientos de los técnicos. No fue temor, pero debía  analizar la situación. Quién iba a hacerse cargo de un equipo con tres meses de sueldos sin cobrar y con la posibilidad del descenso.

¿Usted  está preparado para armar el equipo del Deportivo Cuenca 2010?

Estoy preparado, pero siempre falta algo que a veces no se descubre. La idea es equivocarse lo menos posible. Siempre trato de  actualizarme. Si el equipo queda campeón en este año hay un 90 % de posibilidad que siga en el cargo. Ahora solo pienso en la final.

¿Cómo enfrentará el último partido ante Emelec?

Hay que ver qué  nos conviene. El equipo de la Sub 20 necesita ganar a Emelec para ir a la final y por eso algunos jugadores reforzarán este fin de semana. El equipo de mayores actuará con una mixtura, porque no podemos arriesgar jugadores para la final.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)