30 de septiembre de 2016 00:00

Cristina Fernández cuestionó los paraísos fiscales

Fernández de Kirchner recibió la medalla Manuela Sáenz, reconocimiento de la Asamblea para exjefas de Estado. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Fernández de Kirchner recibió la medalla Manuela Sáenz, reconocimiento de la Asamblea para exjefas de Estado. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 826
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 37
Mario Alexis González
politica@elcomercio.com

"Quien tiene dinero en paraísos fiscales es porque quiere delinquir”, sostuvo la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner ayer, en su discurso. Lo expresó luego de recibir la medalla Manuela Sáenz de parte de la presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira.

Así se alineó con la propuesta de Pacto Ético del presidente Rafael Correa, quien planteó una consulta popular sobre este tema las elecciones del 2017. Ahí se preguntará si el votante está de acuerdo con que los funcionarios públicos puedan ejercer si tienen bienes o capitales en paraísos fiscales. Se espera un fallo favorable de la Corte Constitucional.

Fernández aseguró que cada centavo que una persona saca de un país hacia un paraíso fiscal, eludiendo impuestos, significa menos presupuesto para educación y salud.

Sin embargo, la administración kirchnerista, encabezada por Cristina y su esposo Néstor (+) entre 2003 y 2015, no ha esta­do exenta de escándalos re­lacionados con los paraísos.

En agosto del 2013, el programa ‘Periodismo Para Todos’, de Jorge Lanata, reveló que el empresario Lázaro Báez, uno de los mayores contratistas del Gobierno de los Kirchner desvió fondos no declarados a cuen­tas en las islas Seychelles.

Además, la misma investigación dio cuenta que durante una gira de Fernández por Asia se hizo una parada de dos días en ese conjunto de islas.

Las críticas por los procesos judiciales que enfrenta en su país antecedieron el acto de homenaje. Y fueron respondidas tanto por Rivadeneira como por Fernández.

“El antiguo congreso premió a un golpista (Augusto Pinochet) asesino de miles de hermanos chilenos”, dijo Rivadeneira. La actual asamblea lo hace a “una mujer luchadora”.

Fernández, en un tono sarcástico, dijo que los mismos medios de comunicación ecuatorianos que cuestionaron ayer su condecoración, también debieron haberlo hecho cuando se condecoró al exdictador chileno.

Incluso propuso que todas las personas y los propios medios de comunicación “hegemónicos” busquen las crónicas de ese evento y comparen cuál fue el discurso que se utilizó y la cobertura que se le dio.

Sobre los supuestos nexos con offshore y su parada en Seychelles, Fernández negó responsabilidades cuando fue Presidenta. Y calificó el trabajo periodístico de Lanata como “el invento de situaciones y hechos, con el fin de desprestigiar y descalificar”.

Sin embargo, esas revelaciones y sus relaciones con Báez persiguen a Fernández hasta ahora, cuando ya no está en el poder. Afronta 419 denuncias por supuesta corrupción.

En abril pasado, el empresario fue detenido y tiene cargos por presunto lavado de dinero. Semanas antes de su arresto se divulgó un video que generó un escándalo en su país.

La cinta mostraba a Martín Báez, hijo del contratista, entre un grupo de personas que contaba millones de dólares.
El origen de esos fondos aún no se ha esclarecido. El 20 de octubre, Fernández deberá comparecer ante el juez Julián Ercolini, para declarar por el supuesto direccionamiento de la adjudicación de obras públicas en favor de compañías de Báez, medida por la cual se dictó la inhibición de sus bienes.

La senadora colombiana Piedad Córdova, quien participó del acto ayer en Quito, felicitó el reconocimiento a Fernández y dijo “a uno no lo juzgan los medios”. Hizo referencia a que ella fue acusada injustamente de terrorismo.

Además, Fernando Yépez, canciller ecuatoriano subrogante, rechazó las declaraciones del embajador argentino Luis Juez, quien la víspera cuestionó la condecoración.

Yépez, en un comunicado, pidió respeto a las decisiones “soberanas” del Ecuador, mientras que Juez respondió que esa no fue su intención.

En contexto

Según la base de datos de los tribunales federales argentinos, hay 2 160 denuncias por posibles hechos de corrupción en contra de los líderes del kirchnerismo, 419 en contra de Cristina Fernández, quien permanecerá en Ecuador hasta mañana.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (40)