10 de diciembre de 2015 12:32

Cristina Fernández se quedó en su casa y no asistió a la asunción de Macri 

Cristina Fernández de Kirchner posa en un acto a las puertas de la sede del Ejecutivo, frente a miles de militantes kirchneristas que han colmado la Plaza de Mayo, ayer miércoles 9 de diciembre de 2015. Foto: EFE

Cristina Fernández de Kirchner posa en un acto a las puertas de la sede del Ejecutivo, frente a miles de militantes kirchneristas que han colmado la Plaza de Mayo, ayer miércoles 9 de diciembre de 2015. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 15
Triste 0
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 6
Agencia DPA

La expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner se recluyó el jueves 10 de noviembre del 2015  en su residencia privada en la ciudad de Buenos Aires y no asistió a la ceremonia de asunción de su sucesor Mauricio Macri.

Fernández de Kirchner decidió no ir al acto de transmisión de mando en medio de la tensión política que signó el período de transición con su opositor conservador, líder del partido de centroderecha PRO y de la alianza Cambiemos.

La política peronista rompió así una tradición vigente desde el regreso de la democracia en 1983, en la que el presidente saliente le entrega la banda y el bastón de mando a su sucesor.

A las diferencias por el lugar donde se entregarían los atributos presidenciales -la exmandataria quería hacerlo en el Congreso, Macri en la Casa Rosada- se sumó la tensión que generó la decisión del nuevo presidente de acudir a la Justicia, que falló a favor de su medida cautelar y confirmó que el mandato de Fernández de Kirchner culminó a la medianoche del miércoles y el de su sucesor se inició a las 0:00 horas de hoy, lo que le dio toda la potestad para organizar las ceremonias a su criterio. "Nuestra presidenta decidió no ir por que se la podía acusar de usurpación de títulos y honores", explicó el diputado del Frente para la Victoria (FpV) Héctor Recalde.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, consideró hoy en cambio "un error jurídico de la presidenta, tal vez un error político" su ausencia en los actos de investidura. Fernández de Kirchner protagonizó el miércoles un masivo acto de despedida, con decenas de miles de personas que colmaron la histórica Plaza de Mayo para expresarle su apoyo.

Cristina de Kirchner se despidió de su mandato, en la Plaza de Mayo de Buenos Aires. Foto: AFP

Tras vivir durante doce años en la residencia presidencial de Olivos -como primera dama durante el mandato de su esposo y antecesor Néstor Kirchner (2003-2007), fallecido en 2010, y luego durante sus ocho años de gobierno (2007-2011 y 2011-2015)-, la política peronista pernoctó el miércoles por la noche en la casa de su hija Florencia en la ciudad de Buenos Aires, según informó la prensa local.

Esta mañana se dirigió a su departamento en el barrio porteño de Recoleta. "Me siento bien, normal", fueron sus únicas palabras al ingresar al edificio. Por la tarde, Fernández de Kirchner viajará a la austral provincia de Santa Cruz, donde construyó su carrera política junto a su esposo, para asistir a la ceremonia de asunción de su cuñada Alicia Kirchner como gobernadora del distrito.

La expresidenta posee también residencias privadas en las ciudades santacruceñas de Río Gallegos y El Calafate, donde se estima que vivirá de forma alternada junto con Buenos Aires. Su futuro político es una incógnita. Ella anticipó que se dedicará a "militar", mientras no se descarta que aspire a liderar la oposición peronista.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)