26 de octubre de 2016 00:30

Fernández critica actitud de prensa y jueces respecto a su situación judicial

Cristina Fernández de Kirchner viajará por primera vez, a nivel internacional, después de dejar el mandato en Argentina. Su visita será a Ecuador, el 29 de septiembre del 2016. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Cristina Fernández de Kirchner enfrenta juicios en Argentina. Foto: Archivo/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 2
Agencia EFE

La expresidenta argentina Cristina Fernández (2007-2015) criticó ayer, martes 25 de octubre del 2016, a través de las redes sociales la actitud de los medios de comunicación y de la Justicia respecto a la evolución de las causas judiciales que la afectan.

La exmandataria, procesada en un expediente por presuntas irregularidades en la venta de futuros de dólar por parte del Banco Central durante su mandato, comienza relatando que leyó hoy en un portal informativo digital que respecto a esa causa, la Cámara Federal ha explicado "por qué demora en definir" su situación.

"El pasado viernes presenté en dicha causa pedido de pronto despacho por haberse vencido todos los plazos para que la Cámara resuelva mi situación procesal. O sea si confirma o revoca el procesamiento ordenado por (el juez, Claudio) Bonadío", señala la ex jefa de Estado.

Es así que "una vez más" se enteró "por los medios" de una resolución judicial que la atañe y de la cual no ha sido notificado "ni siquiera" su abogado defensor.

"Pero no te preocupes. Para eso, entre otras cosas, están los medios: para que te enteres por ellos lo que resuelven los jueces sobre tus derechos", lamenta.

Fernández señala que Bonadío, quien la procesó junto a otros ex altos cargos de su Gobierno en la conocida como causa "Dólar futuro", "resolvió dentro de los 10 días que tiene de plazo por ley el procesamiento de 14 personas".

"La Cámara (Federal), que solamente tiene un plazo de 5 días, no ha resuelto nada desde el 6 de septiembre", afirma la viuda del también expresidente Néstor Kirchner (2003-2007).

"Es más fácil la operación intelectual de revisar que la de construir. Por eso la ley le da 10 días al juez y 5 a la Cámara", subraya.
Es en este punto de su texto cuando Fernández se muestra más dura con la posición de la prensa y hace referencia al "bombardeo mediático" de la última semana y a las "denunciadoras seriales" que decían que "estaban demoradas" las causas judiciales contra ella.

La diputada de centro izquierda Margarita Stolbizer, una de las legisladoras que más denuncias han planteado en los últimos años contra la expresidenta por presunta corrupción, amplió el pasado lunes una querella contra ella al acusarla de "insolvencia fraudulenta" a raíz de la supuesta cesión de todos sus bienes y dinero a sus hijos Máximo y Florencia tras ser procesada.

Además, la pasada semana, Stolbizer afirmó que existen "datos objetivos" que demuestran la falta de "movimiento" o la lentitud en las causas que investigan supuestos actos de corrupción de la expresidenta e insistió en que el Gobierno tiene "la obligación" de promover la investigación de las misma.

La causa contra Fernández se abrió a raíz de una denuncia de octubre de 2015 presentada por diputados del actual frente gobernante Cambiemos, en ese momento opositores.

Los legisladores sostuvieron que el Banco Central vendió contratos de dólar futuro por unos 16.000 millones de dólares "a sabiendas de que una mínima fluctuación negativa de la moneda nacional frente al dólar sometería a la autoridad monetaria a un riesgo sin precedentes".

Bonadío dictó en mayo pasado su procesamiento, junto al de otros 14 acusados, entre ellos el exministro de Economía de la Nación y actual diputado nacional, Axel Kicillof por "administración infiel en perjuicio de la administración pública", con un embargo de 15 millones de pesos (alrededor de un millón de dólares).
El juez cree que, de la diferencia entre el precio pactado y el del mercado de la venta de dólares a futuro, se registraron millonarias pérdidas para la entidad bancaria.

Tanto la ex jefa de Estado como el kirchnerismo en general rechazan los cargos y alegan que las pérdidas se produjeron debido a la devaluación ordenada por el Gobierno de Mauricio Macri, que tomó el cargo el pasado diciembre.

No obstante, Fernández afirmó hoy que "no saben" qué hacer con la causa "Dólar futuro", porque a su juicio "los únicos que cometieron delito fueron los funcionarios del actual Gobierno y eso se va a demostrar en juicio oral y público".

"El papel de un expediente aguanta cualquier cosa, lo oral y público no. Necesitan otro procesamiento para mantener titulares", aseveró.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (3)
No (0)